29 de mayo de 2012

¿Cuándo crecieron?

Un sentimiento de melancolía me acompaña desde hace días o bien semanas, al darme cuenta de como han crecido mis hijos, si parece que fue ayer cuando los tuve en mis brazos como tengo ahora a el Menor.

La Mayor paso de ser una niñita mimada que ni vestirse sabia, ha ducharse y vestirse sola, pasar de la silla de auto ha usar alzador y abrocharse sola el cinturón, a empezar a leer y escribir, o bien hablar de organizar pijamadas con sus amigas, aunque aún sigue siendo una niñita mimada.

Quizás por el que más melancolía siento es por el Mediano, desde que nació el Menor  dejo de ser el pequeño bebé de la casa, lo encuentro tan alto, tan grande, sus manitos ahora son manos, al tomarlo en brazos ya no es tan liviano, habla tanto y entiende todo.

A veces hasta siento culpa, la misma que sentí con la Mayor cuando él nació, culpa de haberle arrebatado su lugar de “conchito”, ya no es el centro de atención, ni las primeras miradas no son para él, tampoco preguntan por él primero, esos privilegios ahora son de el Menor.

De ahora en adelante mis hijos tendrán sus momentos de reinado en sus cumpleaños o cuando se les caiga el primer diente, cuando saquen una buena nota en el colegio o presenten una obra, cuando se gradúen, cuando entren a la Universidad y se titulen, cuando se casen o reciban un ascenso, cuando tengan hijos, etc, etc.

Y claro, todos hemos pasado por eso, la vida es así. Pero no por eso dejo de sentir culpa de haber hecho crecer a mis hijos demasiado rápido, por eso, no me critiquen cuando los consuele demasiado, los quiera vestir o dar la comida, quiera dormir con ellos o abrocharles sus zapatos, pues mañana ya no serán mis pequeños niños.

8 comentarios:

Claudia Canifru dijo...

Uno para los papás siempre es chico, o por lo menos mi mamá habla de mi hermana y de mi como "las niñitas" ¡Esa onda!

Lindo el post, a veces también abrazo a mi hija fuerte porque veo como crece :)

Zary dijo...

Te entiendo perfectamente y creo que sentiré lo mismo cuando nazcan mis demás hijos!! Un abrazo. Disfrútalos todo lo que puedas.

Katty dijo...

Ay te entiendo tan bien, me pasa lo mismo con mi hijo mayor, él que ha sido mi bebé, mi pequeño gran amor, casi como un primer amor. Él nunca se queja pero cuando me mira veo en sus ojitos que extraña esa posición de ser mi pequeñito que dormía abrazadito a mi.
Te entiendo tan bien y se me apreta el corazón de lo bien que entiendo y siento cada palabra.

Un saltamontes en mi cama dijo...

Estos pequeñajos tienen unas salidas que a veces te dejan desarmada. Cómo dice una amiga mía por qué crecerán??. Me quedo por aquí para seguir aprendiendo. Un abrazo

Indra dijo...

Tu nostalgia es compatida. Me ha rodado una lagrimita. Te mando un abrazo y ahora, también agradezco que nos hayas compartido el proceso y crecimiento de tu maternidad, de tu crecimiento como mujer y por supuesto las historias de tus pollitos que cuando menos te des cuenta, dejarán el nido.Saludos

100% Mamá dijo...

Claudia: gracias!!! que bueno que te gusto...

Zary: gracias linda, un beso

Katty: ay, pobrecito.... besos

Un Saltamonte: eso!porq creceran?? saludos y bienvenida

Indra: gracias... un placer compartirlo con ustedes.

OR² dijo...

Pame:
Nadie aquí te critica, todas nos escuchamos, nos compartimos, nos comprendemos.
La culpa es un sentimiento muy arraigado en nosotras las mujeres latinas, déjala de lado, disfruta cada momento, cada logro, cada avance.
La nostalgia es inevitable, lo bueno es que de los errores cometidos con los mayores aprendemos a no cometerlos con los menores.
Así como en una buena obra de teatro, a cada uno de nosotros, nos toca interpretar diferentes roles en la familia. La que primero era la peque, luego la mayor, al rato tu compañera y tu cómplice ¿porqué no? tu bebé ahora es el de en medio, y tendrá más responsabilidades, pero también más privilegios... y tu pequeño siempre será tu pequeño...
Un besote grandote y panzonote :D

100% Mamá dijo...

OR: linda mi Olivia, siempre tan asertiva con tus comentarios, casi llore jeje beso!!