4 de junio de 2012

De manías y obsesiones

De mi columna en Revista Carrusel
Mis hijos tienen muchas manías y obsesiones, algunas de las cuales a veces me llegan a desesperar, pues no entiendo que siendo tan chicos ya estén igual que viejos maniáticos.

La Mayor por ejemplo, tiene la costumbre de ir al baño con libros, lo que hace que a veces se demore más de media hora ahí y por supuesto mientras tanto esta pidiendo libro tras libro, ya vieran al Mediano correr con libros del librero al baño para satisfacer a su hermana.

Cuando la estoy peinando, no soporta que si mojo su pelo caiga una gota de agua en su cara, “ya te he dicho que me carga (lease me molesta) que me mojes la cara cuando me mojas el pelo” me dice, y lo peor es que viceversa también le “carga”, es decir, mientras le lavo la cara no debo mojarle el pelo.

También se obsesiona cuando juega, le gusta ordenar los autos o bien los Little People en fila y los hace avanzan uno por uno, lo malo es cuando juega con su hermano, pues este no entiende que tengan que ir tan ordenados y se los desarma, lo que genera la pelea, llantos y gritos instantáneamente.

Otra manía es que la leche, chamito, yogurt o jugo no los puede tomar si salen directamente del refrigerador, deben estar a temperatura ambiente, uf. Debe dormir con sus dos almohadas, los fideos deben tener una carita feliz dibujada con kepchut, la ropa debe combinar en colores, así entre muchas otras.

El Mediano no es muy distinto, también tiene sus manías, como que su mochila del jardín debe ir en cierta posición en el auto, sino es así, llanto seguro. O que él debe desabrocharse una parte del cinturón de la silla de auto, o que la mamadera debe estar envuelta en un paño de cocina antes de tomársela.  

Una de las peores, es su obsesión con los zapatos, solo le gustan unas zapatillas y nada más que esas, que le quedan justas, si es que no chicas. Le he comprado durante estos últimos meses 3 pares, los cuales han quedado ahí, nuevos, pues él no se los quiere poner y no hay argumento que valgan.

Aunque si tiene una obsesión que me encanta, que es tocar y acariciar mi pelo a cada rato, a veces estoy en la cocina y llega a decirme: ”mamá: pelo, toca pelo”, me agacho para que me lo toque y se va, jeje, exquisito. Cuando estamos en la cama o sentados viendo tele, él esta acariciando mi cabello, cuando se despide de mi en el jardín, me da un beso y le hace cariño a mi pelo, jeje, como si se despidiera de él también, incluso para quedarse dormido debe estar tocándolo.

Si bien mis niños tienen obsesiones encantadoras, otras son simpáticas y otras realmente nada agradables, solo espero que algunas o al menos las peores con los años desaparezcan, porque no me los quiero imaginar como serán de viejos con tanta manía.





16 comentarios:

Jazmin Flores dijo...

Pues las manías también cambian, lo malo es que según creo nunca desaparecen, me encanta la manía de Luciano de tocar tu cabello, ternura total. Y al fin niños mi Leo esta igual pero con ña playera que la quiere usar todos los días, apenas llega de la escuela y la busca, ayer la uso y hoy esta sucia, así que hace rato tuve drama en la sala. Oye y creo que eso de me carga, es como sinónimo de "me molesta".... Verdad? Porque aquí suena medio fuerte, parecido a otra palabra no aceptable en un niño y menos de un niño hacia su mamá. Besos y abrazos.

100% Mamá dijo...

jajajajaj amiga, se me olvida que hay palabras que aqui suenas de un modo y en otros paises de otro modo, si! tienes razon me carga es me molesta, pero ya lo cambio ahora pa evitar confusiones, jejeje un beso para ti y Leo, y gracias por comentar....

Anita dijo...

Muy linda la nota. A mi me pasa con mi nena más chicas es muy ñanosa.
Te pase a dejar un premio. espero te agrade.
http://aprendiendoasermama-anita.blogspot.com.ar/2012/06/quinto-premio.html

Un saltamontes en mi cama dijo...

Si que son exigentes! Explicale a tu Mayor que a los ponys y caballos les gusta ir en manada, todos juntos jajaja. Tanto orden le va a sentar mal , jajaja. Tendríamos que mirar nuestras manías, que seguro son muchas y nadie nos las señala con el dedo. Un abrazo.

Michele de Nuestro Diario dijo...

Uff que difícil no?
Pero por otro lado es una fortuna que sean algo metódicos,les ayudará en el futuro y el crecer también cambia muchas cosas.
No conozco mucho el mundo de las manías pero hes abierto una ventana en mi curiosidad y buscaré que tienen los profesionales a opinar del tema.
Saludos

Michele
http://embarazoforo.webs.com/

Bere dijo...

Jajaja, como las cuentan, hasta tienen gracia, pero se por experiencia que a veces es desesperante que quieran las cosas de cierto modo... grrr.

A Gabriel le gusta desayunar huevo y también le gusta el chorizo... pero no se te ocurra mezclarlos! Con los tenis, le tengo que hacer el moño de las agujetas muy derechito, si no está bien reclama!! (y ya verás la paciencia que tengo cuando ya es tarde, jejejeje)... y bueno, así podría seguir, jajaja

Animo!! ya ves que no estás sola :D

mamitaysubebe dijo...

hola!!
soy nuevisima en el twitter y apenas comienzo con el blog me ha encantado el tuyo relatas las cosas tal cual como nos suceden, me gusta por que no maquillas nada y si hay de manías a manías el mio anda por los 2 añitos y la suya es que apenas ve unos zapatos y se los cambia casi te juro que podría pasarse el día entero cambiándose de zapatos a tenis y viceversa hahaha
sinceramente me gusto mucho tu blog :)

Azul dijo...

yo creo que todos tenemos costumbres y formas para todo, seguro que si.
Ahora... coincido con otro comentario anterior sobre la necesidad de vernos a nosotras mamas y observar nuestras manias tambien.
A mi me pasa que me cuesta mantener un rutina en muchas cosas, no suelo ser metodica, principalmente porque lo que una pretende en realidad depende de los chicos (ejemplo: yo puedo limpiar a la mañana siempre que ellos no ensucien esa hora! jaja)
Pero creo que hay al menos dos tipos de manias. Estan las manias que ofrecen seguridad, aquellas costumbres que hacen al niño reforzar su "estar en el mundo", y sobre las que creo es importante trabajar en el sentido de que la seguridad personal no deberia estar basada en un hecho u objeto externo a uno mismo. Ya que eso no ayuda a reforzar su valoracion personal y su autoestima. (El tiene que estar tranquilo que vaya como vaya la mochila, no hay nada que temer, no hay nada malo en eso)
Por otro lado, hay otras manias, que parecen mas que todo "caprichos instaurados" que en realidad son reforzadores de una relacion de codependencia y de poder. A mi me pasa tambien. Esas cosas en donde el niño "manda", no reprende, no levanta el dedo acusador en nombre de su propia integridad: "te dije mil veces que eso no me gusta".
Pensaba que cuando niña yo jamas hubiera podido tener una respuesta de ese tipo hacia mi madre!
Si nosotras damos cabida a este tipo de manias, lo que hacemos en contribuir a la distorsion de los roles. Esto nos hace perder autoridad y con ello el control sobre su comportamiento.
Espero haber sido util. un abrazo.

Azul dijo...

quise decir "noS reprende" "noS levanta el dedo acusador"

100% Mamá dijo...

Anita: muchas gracias, ya paso a ver el premio ;)

100% Mamá dijo...

Un saltamontes: jajajaj eso es verdad, debería ver las mías jeje

100% Mamá dijo...

Michelle: gracias por comentar, puede que les ayude ser tan metódicos en un futuro, pero no se hasta que punto, un beso

100% Mamá dijo...

Bere: jajajaj ya te imagino apurada amarrando sus tenis jajajaj gracias! Se que no estoy sola....

100% Mamá dijo...

Mamitaysubebe: gracias y bienvenida, Creo que seria imposible maquillar la maternidad, es como es, por aquí siempre me leerás tal cual suceden las cosas, a veces felices, otras tristes, otras rallando en lo caótico o bien divertidas, no soy perfecta y fallo mucho en mi crianza, por eso la sinceridad ronda aquí, jeje cariños!

100% Mamá dijo...

Azul: gracias por tu comentario, revisare lo que dices, de todas formas no creo que sea tan grave todo, quizás fui muy seria al relatarlo que se dio a entender como un gran problema, que no es para tanto. Saludos.

100% Mamá dijo...

Azul: jeje si! Ya había entendido lo que dijiste, pero vale la aclaración ;)