25 de enero de 2012

Tres embarazos, tres sentimientos distintos


No hay duda que estar embarazada provoca en la mujer millones de sensaciones y sentimientos encontrados. Pasas por la felicidad, alegría, satisfacción, ansiedad, miedo, frustración, nerviosismo entre otros. Así mismo estos sentimientos van cambiando dependiendo si es tu primer, segundo o tercer embarazo.

En mi caso, cuando estuve embarazada por primera vez, la felicidad del primer momento se vio sobrepasada por los temores y dudas que tenía, ¿vendrá el bebé bien? ¿seré una buena madre? Son sólo un ejemplo de las interrogantes que pasaban por mi cabeza. 

A medida que avanzaban las semanas, me fuí relajando un poquito, ya había leído más o bien mi ginecólogo o amigas me habían aclarado algunas dudas, pero cuando se acercaba el momento del parto el nerviosismo y ansiedad, además de los temores y miedos se apoderaban de mí, ¿sabré cuando es el momento? ¿llegaré a tiempo a la clínica u hospital? ¿me dolerá? ¿saldrá todo bien? ¿y si me muero en el parto?. Si les contará la cantidad de pesadillas que tuve con respecto al parto, se reirían, y culpa de esto la tiene tanta película gringa que ve una.

Con mi segundo embarazo, si bien los sentimientos no cambiaron mucho, si una esta más tranquila, ya sabía un poco más de como cambia mi cuerpo, sabía que hay ciertos mitos que te cuentan que no son ciertos, sabía a que atenerte cuando iba a los controles con el médico y que examenes se necesitaban. Al punto que ya no hacía tanto caso a los consejos que me daba la gente, es más, ya hasta me molestaban un poquito. Cuando se acercó el momento de este parto, también ya estaba un poco, sólo un poco, más relajada, al menos ya sabía como se sentía una contracción y en que momento debía partir a la clínica (se suponía, jeje). En resumen ya no era nada nuevo para mí, por lo mismo sabía qué estaba pasando.

Con el tercer embarazo, todo ha sido distinto, estoy ultra relajada, incluso, por falta de horas de mi ginecólogo, me he saltado un control mensual y no he muerto de la angustia, ya sé que hacer en cada control o examen, cualquier tipo de consejo tonto u obvio, me molesta. Los temores y ansiedad son mucho menos. Sé inmediatamente si algo anda mal, hasta como solucionar ciertos malestares, sin necesidad de llamar al médico.

Ya tengo 28 semanas y este embarazo se me ha hecho eterno. Ya no encuentro lindo estar con unos kilos de más por estar embarazada, al contrario. El no poder dormir bien, no es una anécdota, sino una molestia, lo mismo los pies hinchados, la acidez y el cansancio.

Es lindo y maravilloso estar embarazada y no crean que reniego de él, pero nada es tan perfecto e idílico como muchas cuentan, creo que ya hasta estoy cansada de estar embarazada. Con 3 infecciones urinarias a cuestas, sumado el calor insoportable de esta ciudad, dos hijos super demandantes y con la agilidad que me ha abandonado, lo único en que pienso es que pase luego el tiempo y llegue el mes de abril, a veces creo que no sobreviviré hasta esa fecha, tengo una panza inmensa que representa mucho más de 28 semanas, seguro que antes de abril exploto!

Si con los embarazos anteriores lo único que quería era quedarme embarazada por más tiempo, pues no sabía si podría cuidar y criar a un hijo y después a dos, ahora lo único que quiero es tener a mi bebé en brazos, para regalonearlo y cuidarlo, poder recuperar mi estado físico. El temor de si seré o seremos capaces de sobrevivir como padres con tres hijos, ya no me preocupa, estoy segura que saldremos airosos, quizás un poco más locos, pero estaremos bien, o como suelo decir "nuestra vida es caoticamente hermosa".

Si bien en mis embarazos las sensaciones y sentimientos, como pueden ver, han sido variados, siempre el primer y último sentimiento ha sido la Felicidad, al momento de enterarme de estar embarazada y al momento de tener por primera vez a mi hijo en brazos.



10 comentarios:

José Vicente Baeza González dijo...

A los papás nos pasa algo parecido, nos sentimos algo frustrados por no poder hacer nada al respecto de las tribulaciones y molestias de las mamás... pero bueno, intentamos estar ahí aunque algunas veces no acertemos y nos llevemos algún bufido, jajaja.

Para saber cómo nos van las cosas en nuestro embarazo y otras reflexiones obre crianza
Diario de un cacahuete

Kym dijo...

Enhorabuena por tu nuevo embarazo! Yo sólo he vivido dos (no descarto un tercero y último), y es cierto que los he vivido cada uno de una forma diferente. No es sólo que una ya tenga más experiencia...es que también tiene menos tiempo para pensar en el embarazo.

Es la primera vez que paso por aquí: me gusta!!!

Pulgamamá dijo...

Yo estoy en mi primer embarazo y me siento exactamente como tú lo describes, feliz pero con muchísimos miedos, principalmente el miedo de que mi bebé venga bien y el miedo de si sabré cómo cuidarla. Leer cosas como estas me dan ánimo. Ojalá puedas pasar por mi blog un día de estos.
Saludos!

100% Mamá dijo...

Bienvenidos a los tres!!

Jose Baeza: Gracias por comentar, el raro que los papas pasen a comentar por aqui, me encanta saber lo que piensan, me pasare por tu blog a visitarlo.

Kym: Bienvenida, claro, lo del tiempo es un punto aparte que me encantaria abordar, imaginate todo es mas facil con solo un embarazo, jejeje, que bueno que te gusto...

Pulgamama: si bien ya me habias comentado no te habia dado la bienvenida oficial, gracias por pasar por aqui, me alegra que te sirva lo que escribo, me hubiese encantado leer mas blog durante mi primer embarazo, quizas todo habria sido mas facil, jejeje te invito a leer: sentimientos de una madre primeriza: http://www.cienporcientomama.com/2010/10/sentimientos-de-una-madre-primeriza.html
es un post que te puede servir mucho, pasare a visitarte, saludos

laura dijo...

Enhorabuena por tu embarazo.
Un saludo

El Club de las Madres Felices dijo...

Tres experiencias distintas que te llevan a una misma conclusión: ser una madre feliz.
Enhorabuena por tu maravillosa maternidad. Un abrazo.

Elisa dijo...

Pame, coincido contigo, cada embarazo es un mundo y cada parto tbn. Creo que por eso no nos hemos atrevido a buscar el hermanito que queríamos (antes el discurso era tener los dos niños seguiditos). Conforme se va acercando la fecha, me pregunto si quiero o no pasar por lo mismo. Dudas existenciales.
Amo ser mamá, pero ha sido tan radicalmente opuesto a lo que creía o quería que me da miedo!!


Muchos mimos para que el tiempo de espera se pase volando!!

Silvia dijo...

qué maravilla poder haber experimentado tres embarazos! Coincido contigo en los sentimientos del primer embarazo y espero pronto poder confirmar lo que se siente con un segundo.

Pulgamamá dijo...

Gracias por sugerirme esa entrada. Siento que no estoy sola.
Abrazos!

OR² dijo...

Otra vez te me adelantaste al post! Ps toy igual que tú, comparando los sentimientos, los síntomas y los sueños de estos 3 embarazos. Igual me sentí, primero mucha felicidad y mucho temor, con el segundo lo disfruté muchísimo e iba más relajada y ahora, el tercero, apenas empiezo y ya la barrigota, ya no duermo bien, tengo que dormir semi sentada y las niñas que demandan atención y y y...
Ya falta menos y pronto le tendrás en tus brazos, cada uno tiene sus étapas y detalles maravillosos...
A Dios las gracias por darnos de nuevo esta bendita oportunidad