20 de abril de 2011

Una familia sin peleas

Una familia sin peleas es todo lo que deseamos cuando somos padres, pero claro, eso es casi imposible. El fin de semana mientras hojeaba el periódico, di con este articulo que habla sobre una encuesta británica, que según ellos, dieron con la formula de la felicidad familiar y que tendría directa relación con el numero y la combinación ideal de hijos.

Les dejo el articulo, para que lo lean y luego dejen sus comentarios. A ver que opinan, o bien cual es en el caso de su propio grupo familiar. En mi caso, yo estoy feliz con mis hijos, y creo sinceramente que la combinación ideal no existe, así como tampoco podemos evitar peleas o disgustos. La felicidad familiar depende solo de nosotros y de como vemos y criamos a nuestros hijos.


¿Quiere una familia sin peleas? Tenga dos hijas

"Todo el mundo, incluyendo amigos y familiares, esperaba que después del nacimiento de Amanda (6) viniera el niñito", dice Marcelo (40). Pero los cromosomas se aliaron tal como la primera vez y nació Matilde (2). Hoy Marcelo lo agradece. "No son agresivas como los hombres. Se entretienen mucho jugando con muñecas. Y cuando están separadas, es mucho más difícil mantenerlas entretenidas y se echan de menos", detalla.

Su testimonio no es casual. Un estudio británico refrendó que dos hijas son la combinación perfecta para la felicidad paternal: ni menos, ni más. De hecho, un poco más, cuatro hijas, según el mismo trabajo, son la peor combinación.

La encuesta -que abarcó a 2.116 padres con hijos menores de 16 años- mostró que los padres de dos niñas tienen los más altos índices de felicidad. ¿Por qué? Según el estudio, porque rara vez molestan, hacen poco ruido, ayudan en la casa, pelean poco, es fácil razonar con ellas, se complementan muy bien, no se ignoran y se disfrutan mutuamente. "A menudo asumimos que las niñas se comportan como ángeles y la encuesta parece confirmar esta creencia", dice a La Tercera Faye Mingo, portavoz de Bounty.com, sitio británico especializado en guaguas, que patrocinó el sondeo en que los padres debían clasificar el comportamiento de sus hijos sobre la base de una serie de categorías, como facilidad de atención, compatibilidad y comportamiento general.

La encuesta tiene un antecedente. Un estudio de 2009, de la U. de Ulster (Gran Bretaña), postuló que las familias compuestas sólo por hijas producen grupos más abiertos y dispuestos a discutir sentimientos. "Las niñas generan una comunicación más abierta en torno a las emociones, que es muy positiva en momentos de dificultad. Esta apertura puede conducir a un conflicto en el corto plazo, pero por lo general se traduce en una resolución más sana y en un mayor sentido de cohesión familiar", dice Tony Cassidy a La Tercera, autor del estudio, quien agrega que las familias que sólo tienen hijos "parecen generar el efecto contrario".

El 46% de los chilenos reconoce que dos hijos son la cifra ideal (contra un 34% que opinaba lo mismo en 1990), según el Observatorio de Tendencias Sociales de la U. Andrés Bello (el promedio de hijos es de 2,26, según el Censo de 2002). Y esta dualidad se hace perfecta si se logra la "parejita", pero la investigación británica desnudó que esta mezcla sólo es la segunda mejor combinación. ¿Por qué? 

Porque si bien se muestran unidos durante su niñez, y controlan sus peleas, la diferencia de género tarde o temprano se va haciendo notoria, generando una separación natural de preferencias. Una investigación de la U. Estatal de Pensilvania (EE.UU.), de 2006, dice que la peor relación entre hermanos se da precisamente entre un niño y una niña, cuando el primero tiene 13 años y la segunda, 10, "porque es la primera vez que una familia experimenta la transición a la adolescencia de uno de sus hijos, una época de profunda reorganización y renegociación en su interior. Esta transición del primogénito tiene más implicaciones para los demás hermanos y el clímax de los conflictos se da precisamente cuando el primero tiene 13 y la segunda, 10", dice a La Tercera Susan McHale, una de las autoras del estudio.

La peor combinación

Así las cosas, la lógica indicaba que a más varones, más problemas, pero los investigadores constataron que la sumatoria de hombres no generaba mayores conflictos. Todo lo contrario a la sumatoria de hijas. Según la investigación, uno de cada cuatro padres que tenían cuatro hijas reconocía no estar feliz con la cantidad, entre otras cosas, porque era testigo de un promedio de cuatro peleas diarias y uno de cada tres aseguraba que era difícil adaptarse a este número de niñas.

El estudio analizó familias con 12 diferentes combinaciones de niños, con un mínimo de dos y un máximo de cuatro. A pesar de que la combinación niño-niña no resultó la ideal, al menos fue segunda.

Pero las peleas entre hermanos no son todo lo malo que aparentan. Una investigación de la U. de Cambridge (Gran Bretaña), que analizó el desarrollo cognitivo y social de niños entre dos y seis años, dice que la rivalidad entre hermanos puede tener un efecto positivo en su desarrollo porque mejora su capacidad para establecer relaciones sociales. Según el estudio, esta rivalidad hace que los niños mejoren con los años la comprensión social de su entorno, siempre y cuando los padres intervengan en el conflicto, para generar un diálogo constructivo y producir lo que llaman "andamio emocional", que permite sostener y entender que existen distintos puntos de vista.



14 comentarios:

Vicky dijo...

Mi opinión es que todo lo que pasa en las familias como la educación, el bienestar, la tranquilidad, etc. depende de nosotros mismos. Además cada uno es libre de elegir cuantos hijos quiere tener y no me parece sano pensar que exista una combinación para ser más o menos felices.
Yo soy feliz con mis pequeñas y estoy segura que si fueran pequeños sería igual de feliz.
Bueeeno aunque según este articulo tengo la combinación perfecta jajaja

Mamá Blue! dijo...

entonces hemos empezado mal! jajajajajaa.

Bere dijo...

O sea que nunca seremos una familia sin peleas!! jajajaja...

Curiosamente, antes de ser mamá, siempre quise tener dos niñas, porque como soy muy unida a mi hermana, me parecía genial tener dos hijas (ningún niño, nooo!!).

Pero no se puede generalizar, hay hermanos que se llevan de maravilla y hermanos que se llevan fatal... lo único que nos queda es tratar de crear armonía y como dices al final, resolver los conflictos.

Por cierto, sería genial que en China leyeran este artículo! ya ves que allá no quieren niñas! tan bellas y hermosas que somos :D

Catalina de mamatambiensabe dijo...

Pues no me resigno! Soy mamá de dos NIÑOS y segun este estudio mi familia no tendrá cohesión ni buena comunicación!

Esta mañana lo hablaba con una amiga, y le decía que yo como madre de dos varones tenía la responsabilidad social de educarlos en las emociones! espero que me resulte bien.

Pamela, gracias por compartir este artículo!.

100% Mamá dijo...

Vicky: Claro, concuerdo contigo, depende de nosotros... y claro que me acorde de ti cuando lei el articulo, jajaj

Mamá Blue: jajaj, bueno, yo tampoco empece tan bien....

Bere: bueno, al igual que tu, yo tambien queria dos niñitas, pero a mi guaton no lo cambio por nada.

Catalina: de nada, siempre es bueno compartir algunas lecturas, aunque muchas veces no estemos de acuerdo con ellas, jejej

lamamadeunabruja dijo...

Estos estudios la verdad es que son un poco chorras, siempre me pregunto estos investigadores no tendrán otra cosa mejor que hacer...
No creo que haya una combinación perfecta y si alguna se acerca a la perfección creo que dependerá más de los padres que del sexo de los hijos.
Aún así si pudiéramos elegir yo elegiría que el segundo hijo fuera del mismo sexo que el primero (en mi caso ahora tocaría otra niña), creo que generalmente los hermanos del mismo sexo comparten más cosas, tienen más complicidad, y para los padres logísticamente es más fácil: una sola habitación sirve para más tiempo, lo del mayor puede pasar al pequeño más fácilmente,...
Pero como no se puede elegir, que sea lo que tenga que ser!!

bren dijo...

tengo la combinacion ideal! :) jiji! igual no me fio de esos estudios...
La armonia familiar depende de otros factores... no del sexo de los hijos..eso creo yo.

La chica de las flores. dijo...

Qué contenta estoy!!

Si la salud nos sonríe, tengo la vida asegurada sin preocupaciones ni peleas, jiji!!

Hasta hoy así ha sido, no sé si por las niñas... pero por aquí se discute poco...

Besitos!!

Claudia Canifru dijo...

Igual no es taaaan loco pensarlo (sólo si generalizamos, porque cada familia es un mundo), ya que los niños son guenos pa los combos, pelean harto a las patás (en general digo), mientras que las niñas conversan, son su resto más tranquilas.

Tengo una niña por ahora. Y si tengo un hombre, la raja. Gracias a Dios mi vida se mete por cierta parte los estudios, pero igual son interesantes pa discutir y pensar.

Saludos.

lurdscontes dijo...

No creo en las combinaciones perfectas, tengo una hermana y siempre nos hemos peleado mucho porque somos como la noche y el día. Como madre tengo niña y niño y a veces se pelean y a veces juegan genial.Creo que no se puede generalizar porque cada persona es un mundo.
Saludos!

100% Mamá dijo...

Lamamadeunabruja: siempre es mas facil dos del mismo sexo, incluso como dices tu, es mas economico, jeje

Bren: pienso igual que tu, :)

La chica de las flores: parece que por aqui hay muchas con la combinacion perfecta, jeje

Claudia: jajaja, piendo igual que tu sobre los estudios, pero al final siempre los leo, aunque casi nunca les hago caso ;P

LUrdscontes: pasa lo mismo con mis hijos, se adoran y aman al igual que pelean, jejej

Virgini@ dijo...

Me lo dices o me lo cuentas... jijiji
Convinación komplicá la nuestra... eff :D

Faith dijo...

Pues creo que mas allá de la cantidad de niños y el sexo de estos, la felicidad familiar, la familia sin peleas esta centrada en otra cosa, mas relacionada con los valores, las actitudes, la forma en que los padres han criado a esos hijos, n tanto individualmente, sino un respecto a los otros. Nosotras somos dos hembras solamente, y recuerdo peleas a diario entre nosotras, y ni hablar de las intervenciones de los adultos, nunca hubo complicidad, nunca hubo intimidad, y ahora de adultas hay una distancia importante entre ambas. Que mis padres fueron felices por tener dos hembras? No se si seria el motivo, pero yo habría sido mas feliz con un hermano o hermana mas, que habría venido a hacer el papel de mediador y nos habría unido mas.

Cada familia consigue sus puntos de felicidad, sin hijos, o con 1 o 2 o 10! Todo en la vida es relativo.

PrissGonzalez dijo...

Y al fin y al cabo, ¿quién puede elegir qué combinación tener en su familia?... yo tengo tres hombrecitos y todos los días hay discusiones y trifulcas. Sin embargo, también se aman profundamente. Se extrañan mucho cuando no están juntos y se buscan todo el tiempo para jugar. Son los mejores amigos y se ayudan cuando tienen problemas. Creo también que todo radica en la formación que brinden los padres. En casa les repetimos constantemente que ellos son un gran equipo y que deben trabajar en complementarse y hacer sinergia unos con otros. Los amigos van y vienen, pero los hermanos permanecen toda la vida, así que necesitan fortalecer sus relaciones ahora que están juntos para que puedan gozar de una amistad fuerte y duradera por el resto de su vida.