21 de abril de 2011

Palabras desafortunadas

Cuando comencé a escribir este blog, lo hice sin ninguna aspiración, solo el desahogarme de las muchas de frustraciones, alegrías, felicidades y penas, que trae consigo la maternidad y crianza de los hijos. La verdad, es que escribía para mi, pero al pasar el tiempo empecé a ser leída por mas personas y hoy tengo lectores y lectoras fieles (gracias a todos!!), con los que comparto muchas similitudes y también muchas diferencias, por lo mismo, hay quienes comparten mi forma de ver la maternidad y otras no, y es lógico que no todos pensemos lo mismo.

Jamás me he jactado de ser una madre modelo o perfecta, por el contrario, creo que estoy muy lejos de serlo. La paciencia no es mi virtud, a veces grito y castigo a mis hijos, muchas veces me aburre jugar con ellos, otras veces me tienen al borde de la locura, otros me encantaría que estuvieran calladitos todo el día y soy una madre que les pone limites, entre otras miles de cosas, que me hacen ser una madre Imperfecta. 

Aún así, AMO a mis hijos, y no podría imaginar mi vida sin alguno de los DOS. Los amo por igual, aunque ambos sean tan distintos, mi amor no tiene distinción. Si llegara a faltarme cualquiera de los dos, mi vidas estaría vacía e incompleta. Ambos son una parte de mi, por los que daría mi vida y alma. Son el mejor regalo que me ha dado la vida (y mi marido, no le restemos meritos, jeje).

A lo que voy con toda esta introducción, es que anoche leí un articulo (nuevamente en el suplemento Tendencias, de La Tercera, al final de esta entrada les dejo el enlace para que ustedes lo lean) sobre una madre bloguera que ha causado bastante controversia en Estados Unidos, pues en su columna, en el blog de Babble.com, confeso que quería más a un hijo que el otro. Lo que más me impacto fue lo que escribió sobre que haría si tuviera que elegir a alguno de los dos. 

No soy quien para criticar lo que piensen o sientan los demás, pero creo que hay palabras (y pensamientos) desafortunadas, que muchas veces es mejor callar (o en este caso NO escribir). Pienso en su hija y como se sentiría si algún día llegara a leer eso.

Lo dejo para su lectura y como siempre espero sus comentarios u opiniones.


Para leer el Articulo de Tendencias, pinche aquí

Para leer el Blog original (en ingles) pinche aquí

17 comentarios:

La chica de las flores. dijo...

Gracias por la información pero prefiero no leerlo.

Como tú, soy incapaz de elegir entre ninguno de mis dos amores... pues moriría por cualquiera de las dos, sin distinción.

Y como no quiero que se enturbie mi paz, pues no la voy a leer, hala!

Besitos!!

Anónimo dijo...

Hola Pamela,
Soy Eva de elpsicotaller.com , otra mama imperfecta, y todavía le estoy dando vueltas a lo de Kate Tietje. Tengo dos chicos pequeños y son una locura (cada uno en su estilo) pero sin esa locura me moriría por dentro. Elegir? Creo que el amor es lo único realmente infinito (me temo que ni siquiera el universo es infinito). Eso nos permite amar a nuestros hijos con intensidad, entrega y sin elegir. Y si quieres más a uno que a otro, ese amor debería guiarnos para saber que no hay que decirlo en voz alta (o en un blog)

Anita dijo...

Horrible. Eso me hace pensar en tantas mamás que cometen errores increibles que luego afectan el futuro de sus hijos.

Mientras estudiaba derecho participé en un voluntariado dando apoyo legal a personas que habían cometido delito y siempre la base de los problemas sociales de esas personas es la crianza. Es verdad que no hay mamá perfecta, pero que rabia me da pensar en las consecuencias que tendrá en los niños los errores o negligencia de algunas madres.

Que pena y dios quiera que esa niñita nunca se entere de la preferencia de su mamá que descriteriadamente publicó al mundo.

(aca en gringolandia eso también fue noticia)

Vicky dijo...

Bien desafortunado su comentario...
A nosotros tipico que nos preguntaban y con cual se llevan mejor? cual es tu preferida? me daba una rrrrabia!!!
No creo que uno pueda querer más a un hijo, yo también soy bastante imperfecta y creo que siempre tiendo a defender a la que me parece más debil en el momento, pero de querer a una más...mmm no me entra en la cabeza...

Jeza Bel dijo...

Madre mía!!...no me había enterado, gracias por la información. Por ahora sólo tengo una bebé, pero me parece una auténtica burrada el comentario de esa señorita...

Claudia Canifru dijo...

De mamas como el forro esta lleno, lo peor es que crian puros hombres trancados. Y una se los encuentra por el camino, que es peor.

Pobre tonta, ¿pa que cresta tuvo hijos?

Bere dijo...

Lo bueno es que yo no tengo esa disyuntiva, sólo tengo 1 hijo, jaja... ya en serio, supongo que es muy probable que uno se sienta más identificado o se lleve mejor con un hijo u otro, pero de eso a querer más a uno, mmm, no se, creo que el amor no se puede dividir como un pastel y ver a quién le toca mayor trozo, sino que cada persona ama diferente y a cada persona la amamos diferente.

Mi mamá dice que cuando nació mi hermano (el mayor) pensaba que no podría querer a otro hijo igual que lo quería a él. Cosa que entiendo porque así me pasa con Gabriel. Pero cuando se embarazó de mí, entendió que me quería igual (y la entiendo, tan linda yo, jajaja).

Pero bueno, cada quien tiene sus ideas, y como dices, no quisiera ser la hija "no favorita" de esa mujer =S

Silvia dijo...

A mí me ocurre lo mismo que a Bere, sólo tengo 1 hijo y muchas veces me planteo si cuando tenga un segundo (¡Dios lo quiera algún día!) le querré con la misma intensindad y con la misma locura con la que quiero a mi hijo.

A veces me planteo que seré incapaz de querer de semejante forma pero mi madre (que ha tenido 3 hijos) me dice que a todos los hijos se les quiere exactamente por igual, hagan lo que hagan y sean como sean, y que el amor que una madre es capaz de dar es tan grande que no conoce límites. En ese caso, tiene que ser precioso amar tantísimo por partida doble, ¡o triple!

100% Mamá dijo...

Gracias chicas por todos sus comentarios, veo que todas tenemos la misma opinion sobre el tema.

Para las que tienen solo un hijo y se preguntan si podran amar al segundo de igual forma, no se asusten... tambien pensaba asi, pero al nacer mi hijo, me di cuenta que mi amor se reparte de igual forma para los dos...

Feliz finde a todas!!!

Maternarte dijo...

Empecé a leer tu entrada, y me sentía muy identificada, porque yo también empecé mi blog con motivaciones muy parecidas a la tuya. Hasta que empecé a leer sobre la mujer de EEUU... tengo un solo hijo, por lo tanto no podría saber en carne propia, pero lo que me dicta el amor de madre que siento es que este amor es tan grande e indescriptible, que no creo que pueda elegirse ni repartirse ni mezquinarse. Una como madre no elige cuánto ama a su hijo, lo ama sin medida y punto. Por eso no comprendo que esta mujer pueda medir el amor y así decir que ama más a un hijo que al otro

Virgini@ dijo...

Increible pero cierto...
Kiero y adoro a los 4 de mis hij@s por igual, cada uno me aporta algo diferente pero igual de especial... es lo k me hace mantenerme viva cada día.
Tristemente creo k esta mujer (la del articulo)no sea la única k piense a sí, por desgracia he visto y vivido en mis propias carnes ese tipo de desprecio.

Mamás Todoterreno dijo...

Gracias por esta entrada. No me había enterado de esa madre. Me soprendió mucho porque jamas podría elegir entre mis hijos. Comentó que no se conectaba con su hija desde el principio. Puede pasar cuando se tiene despresion pos-parto. A lo mejor le vendría bien hablar con un psicologo.

PAULA dijo...

Primero lei la version en español, donde toman las frases fuertes, luego lei el blog original.
No la defiendo ni justifico.
En algunas cosas me senti identificada, lo entiendo y creo que puede pasarle a muchas mamas identificarse mas con algun hijo que con otro, tambien creo q cada hijo es diferente y nuestra relacion con ellos, asi como que las circuntancias de concepcion-parto-crianza pueden generar distintas experiencias.
Pero de ahi a decir que quiere mas a uno que a otro, se me hace que fue un comentario desafortunado, tal vez fue la explicacion que encontro a su sentimiento. Yo tengo una niña de 3 años y mellizos de 7 meses, y tengo distinta relacion con cada uno de ellos, pero los amo a todos por igual.
Tal vez confundio favoritismo con amor.
No se, estoy tratando de entender que penso al escribir eso...

Lulu dijo...

Yo no puedo opinar pues sólo tengo una niña, pero por mi experiencia con mis padres o suegros sé que hay un hijo preferido, uno que te tira más que los demás. Por lo de ser madre imperfecta, no creo que ser humano sea imperfecto. yo no creo que haya alguna madre que siempre le apetezca jugar, que no se le escape alguna voz, que no desee estar sola sin gritos ni lloros. vamos que si hay alguna que me la presenten. Un abrazo!

taller de padres dijo...

quizás los que somos padres no nos damos cuenta pero en la realidad, si que es verdad que quizás en apariencia se le da mas atenciones a uno que a otro en casi todas las familias, no creo que porque se quiera mas a uno o a otro, mas bien porque sentimos que uno es mas débil y dejamos mas de lado al fuerte.

Irene M. dijo...

racias por escribir esta entrada. La verdad es que estaba pensando lo mismo que comentáis. Tengo una nena de casi 4 meses, y cuando la miro pienso "¿Seré capaz de querer al resto tanto como a ella?" Pero sé que sí, porque todos serán especiales para mí. Cada uno con sus diferencias y con sus particularidades que me harán quererlos muchísimo. No obstante, vi en un documental que cuando no se establece el vínculo entre madre e hijo en los primeros meses de vida, la afectividad entre los dos corre peligro. Aunque según esta madre, tardó un mes en establecer el vínculo, así que no sería el caso. Creo que es un caso de estudio, porque realmente no me puedo creer que una madre pueda elegir a un hijo con respecto a los otros.

kira permanyer dijo...

Como bien ha dicho Eva, el amor es infinito. No se limita. No tiene barreras. Yo tengo dos hijos. Los quiero. Igual? ni me lo planteo. No lo mido. Me sale natural, los amo y punto. Es como decir: te quiero mucho. Es que se puede querer poco??? o se quiere o no se quiere. No entiendo eso de querer más o menos a un hijo. Cierto que de mayores puede cambiar la afinidad, pero el amor...