25 de marzo de 2013

Mi bebé y el Baby Led Weaning, Alimentación Autorregulada


De mi columna en Revista Carrusel
La alimentación de mis hijos siempre ha sido un gran tema, sobre todo con la Mayor, con la cual tuve muchísimos problemas. Desde pequeña la hora de la comida era un caos y un estrés, no comía mucho y hacia esfuerzos sobrenaturales para que no estuviera bajo los curvas de crecimiento. Inventaba juegos, la perseguía por toda la casa para que al final solo comiera tres cucharadas. Todo tenia que dárselo procesado o en papillas, pues si sentía algo entero, hacia arcadas. Hasta el día de hoy, que tiene 6 años, no come casi nada de verduras y debo lidiar en los almuerzos para que coma algo más variado que no sea fideos, arroz, carne, pollo o legumbres. El Mediano no dio tantos problemas para comer, come más verduras y más variado, pero aun así hay días en que no quiere comer.

El año pasado tuve la oportunidad de asistir a una charla del pediatra español Carlos González, donde conocí el método de alimentación Baby Led Weaning (BLW) o alimentación autorregulada por el bebé y no tuve dudas de que lo aplicaría con el Menor, que en unos meses comenzaría con la alimentación complementaria.

El BLW consiste en saltarse la alimentación con papillas y poner al alcance de nuestros hijos alimentos sanos y variados en pequeños trozos que ellos mismo cojan para comer. Es decir, autorregulen su alimentación.

Me informe mucho sobre el tema, leí artículos y experiencias de otros padres y comencé a aplicarlo. En su plato puse a su alcance arbolitos de brócoli, arroz, zapallito italiano, zanahorias y pollo cortados en bastoncitos. Para mi sorpresa nos fue estupendo, agarraba con sus manitos el brócoli y lo desmenuzaba con sus encías, lo mismo hacía con los otros alimentos, era grandioso ver cómo con sus dos manos agarraba el arroz y se lo echaba a la boca y como disfrutaba de su comida.

De a poco fui incorporando más alimentos como el pimentón, fideos, carnes, acelga, espinacas, entre otros. Las frutas se las daban cortaditas o bien le pasaba un plátano o duraznos, damascos o peras blandos. No puse restricción a los alimentos, excepto el huevo y el pescado, que la pediatra me aconsejo dar después del año. Todos los días me asombraba de lo que era capaz de comer con tan solo 6 meses y sin ni un dientecito, como sacaba trocitos y los mascaba como si tuviera muelas.

No puedo negar que al principio tuve un poco de temor porque se fuera a atragantar, pero para eso no debes quitarle los ojos de encima. Por eso, si había días en que no podía estar con él a la hora de sus comidas, le pedía a mi nana o mi mamá que le dieran la comida triturada con el tenedor, pero ellas poco a poco también fueron tomando confianza en el BLW y comenzaron a aplicarlo.

Lo principal de este método es no dejar al niño por ningún motivo solo, siempre bajo supervisión, asegurarte que los trozos esten cortados en bastoncitos y que él pueda coger con facilidad y por sobre todo olvidarte de la limpieza, pues el piso, el niño y la silla de comer quedan regados de comida.

Hoy el Menor tiene 11 meses y come de todo, no necesito hacer comida aparte para él, pues se alimenta de lo mismo que nosotros, además conoce el sabor de cada alimento y cual le gusta más, y lo mejor, es que la hora de la comida ya no es un momento de angustia ni estrés para mí y se ha transformado en un momento agradable en el que mi hijo se divierte y disfruta comiendo. 

Si quieres conocer más sobre el Baby Led Wennig, en internet puedes encontrar muchos sitios que hablan del método y experiencia de otros padres que lo han aplicado con sus hijos, uno de los más completos es esta web española que te invito a conocer: BabyLedWeaning.es aquí encontrarás información de cómo comenzar, recetas, videos y mucho más. 


5 comentarios:

Patricia Vera dijo...

Me tranquilizas muchísimo. Yo estoy informandome ahora, pero sé que no lo voy a poder aplicar totalmente porque irá a la guardería.

100% Mamá dijo...

Que bueno Patricia, cualquier duda me preguntas, cariños

Evelyn Sieiro dijo...

Hola Pamela, me has dado confianza en aplicar el método porque estaba un poco indecisa pero tengo una duda mi bebe tiene 5 meses y 2 dienticos abajo, eso me da miedo porque no tiene conocimiento de comer alimentos y me da miedo que muerda y haga um trozo grande de alimento y se atragante. Me puedes orientar? Gracias!

Ángel dijo...

Yo no sabia que existía ese método! Mira te cuento, mi hija tiene 5 años y tengo uno de 3 Años, ambos comen de todo!! No tengo problema con la verduras o frutas, son fanáticos del brócoli, pimentón, apio. Comen zanahoria a mordiscos, y hasta cebolla cuando estoy picando pasa susto jajajaja!! Los pebres de pimentón y zanahoria y también de rabanito les encantan!! Cuando mi niña era bebé, como mamá primeriza hice lo que mi dijo la pediatra y le di papilla y con ella me costo pasar a comer comida mas entera!!! Quería solo papilla y eso mlimta la alimentación, porque se pierden los sabores y las texturas!!! Y costo, pero de a poco comencé a darle las cosas molidas con tenedor, después picadas, fue un proceso!!!! Pero se logro el cometido,de que comenzara a comer y de todo!!!! Y con esa experiencia, con el chico, me salte la papilla, y de verdad fue mas fácil, empezó a comer jamás entero, siempre supervisado por mi, obvio!!!! Y compruebo en eso, lo que tu dices, es mucho mejor de esa forma!!!

Complementos alimenticios dijo...

La verdad es que este método suena muy bonito y tiene que ser muy divertido verlo experimentar.

Un saludo.