1 de julio de 2012

¡Esta batalla la perdí!

Así tal cual, he perdido la batalla del control de esfínter, luego de un excelente comienzo en enero, la llegada del Menor hizo retroceder al Mediano todo su avance.

Después de casi dos meses limpiando poto y calzoncillos con caquita, me cansé  y saqué mi bandera blanca en señal de derrota y rendición. Ya hace un par de semanas que Mediano lleva nuevamente pañales. Aunque hay que reconocer, a su favor, que SI avisa o va al baño solito cada vez que quiere pipí, su problema es netamente con lo otro.

Así que decidí no complicarme la vida y tampoco complicársela a él, en realidad él no se complicaba mucho, pues ni vergüenza ni importancia le daba hacerse encima o que yo lo retara y tuviera que bañarlo entero en cada uno de sus “descuidos”.

La que estaba realmente complicada con esto era yo, bueno y mi marido y mi mamá y mi nana, jajaja, es decir a todo al que le tocara limpiarlo, porque muchas veces sus “descuidos” implicaban mucho más que solo limpiar calzoncillos y poto.

Pero  como soy una dama, reconozco y asumo dignamente mi derrota, quizás no estaba lo suficiente maduro para sacarle los pañales y después la llegada de su hermano no ayudo mucho. Pero como el perder una batalla no significa perder la guerra, ya nos veremos las caras nuevamente en unos tres meses cuando llegue la primavera. O quizás antes, pues ahora que usa pañales las veces que se hace en ellos son las mínimas, por lo que no dejo de preguntarme si me estará tomando el pelo, jeje.

10 comentarios:

Jazmin Flores dijo...

No perdiste la batalla porque esto no es una guerra, estas haciendo lo mejor, darle tiempo para que madure y que además se adapte a los cambios de su nuevo hermano. Veras que pronto todo se acomoda y cuando menos te des cuenta te avisa y él se sentirá listo, les mando muchos besos.

OR² dijo...

No te está tomando el pelo, pronto pasará como dice Jaz, y él solito avisará y pedirá ir al baño, lo bueno que te lo tomaste con calma, ahorita estás en una etapa de reacomodo de actividades y horarios, luego será más fácil...
un abrazo fuerte :D

Pilyu dijo...

La llegada de un hermano es súper impactante,aunque se lo tomen bien,ni haz perdido ninguna batalla,no te vas s dar ni cuenta cuando esté listo y deje los pañales asi que ánimo y no te frustres,un abrazo

Mayra-Estilo Familiar dijo...

Haces bien en dejarlo descansar y dejar que madure. Cada cual lo ace a su tiempo. Conozco a alguien que usó de tecnica de motivación el "honoe" de usar los calzoncillos de su hermano mayor cando estuviera listo...eso los motivo y terminaron de entrenarse. No sé si tiene hermano mayor para acerlo. A veces se nos acaban as ideas, pero motivaciones sencillas como esas que los hacen sentir grandes, les gustan.

trendy children dijo...

a mi me dijeron en la guarde cuando mi hija estaba preparada. Tardó un poco más de la media pero fue muy fácil. La que no estaba preparada era yo. Otra cosa diferente es cuando viene un hermanito... has perdido una batalla, pero no la guerra.

bss

Pilar dijo...

Yo estoy en el mismo proceso con Isabel. El primer día se sentó feliz a la pelela. Ahora le digo "vamos a hacer caca" y se pone a llorar y dice "no quie". En tu caso con mayor razón con la llegada del nuevo hermanito. Mi hija mayor se sacó los pañales como a los 4 - 5 años porque se enfermaba a cada rato, ahí aprendí que solo hay que darles tiempo.

Un abrazo.

Bere dijo...

Tú tranquila ;-) yo pensaba que el Gabrielín nunca aceptaría ir al baño, y cuando saqué la bandera blanca, él muy lindo y amable empezó a pedir ir al baño cuando era oportuno. Además con la llegada del hermano, es normal... seguro que serán apenas unos mesesillos de adaptación, porque aunque se ve que lo quiere un montón, llegó a quitarle su lugar de bebé! te lo digo yo, que también sufrí cuando llegó mi hermana, yo soy la Mediana en mi casa, jejeje, así que me solidarizo con tu Mediano guapo. Mi hermana nació cuando yo tenía 2 años 2 meses. Y uf, pobre de mi mamá! me dio una temporada de mamitis aguda, no aceptaba que nadie más me cargara (así que mi papá tenía que cargar a la bebé, y mi mamá a mí). Del control de esfínteres no me han contado nada, pero supongo que cada quien tiene su forma de enfrentarlo, yo con mamitis, o quizá con ambas cosas, no recuerdo.
De todos modos, aclaro, adoro a mi hermana!! así que por ese lado, ni te preocupes, en unos años esto será sólo una anécdota más que le puedas contar a a novia del Mediano, jajaja

100% Mamá dijo...

Claro Jaz, si lo de la batalla es un decir.... Jejej gracias!!!

100% Mamá dijo...

La verdad es que ya no quise estresarme mas, el problema es que todo el mundo opina cosas distintas, pero yo hago oídos sordos, besos

100% Mamá dijo...

Si, yo creo que eso fue lo que lo hizo retroceder, bueno y que ademas no estaba preparado, gracias por comentar