26 de marzo de 2012

De virus express, ecografía y babyshower

Los últimos 4 días de la semana pasada terminaron muy intensos, para empezar entre el jueves y el viernes mis hijos fueron atacados por un virus express, como le llame por su corta duración, primero cayó mi hijo con vómitos y fiebre, y al otro día mi hija con los mismos síntomas, claramente el virus lo trajo mi hijo desde el Jardín, pues supe que el mismo día que mi hijo empezó con los síntomas, al menos seis compañeritos también enfermaron de lo mismo.

Nunca supimos a ciencia cierta que virus los ataco, pero mi hijo estuvo solo un día decaído y enfermo, ya al otro día andaba como si nada, ese día cayo su hermana aunque ella estuvo dos enferma, el primero con vómitos y fiebre y el segundo decaída y dolor de estomago. Así que los mantuve con una dieta liviana e hidratándoles todo el finde. Tampoco los llevamos al pediatra pues hable con ella por teléfono y me recomendó que si no los veía muy mal, mejor no los llevara, porque volverían a casa con más virus, pues la clínica estaba llena.

Al ver que no paso de un par de vómitos y fiebre que les bajo con paracetamol, decidí ir viendo como evolucionaban, si empeoraban o los síntomas no pasaban los tendríamos que llevar a urgencias, por suerte no paso a mayores y hoy están muy bien ya comiendo normal. Aunque debo reconocer que me asuste bastante porque mis hijos nunca se enferman del estomago, así que me sentí una primeriza sin saber como reaccionar y que hacer ante los vómitos y este virus. Muy por el contrario, ante cualquier enfermedad bronquial, otitis, resfríos y hasta una infección urinaria puedo decir que tengo un magister y soy una experta. Igual por precaución, hoy no mande a mi hija al colegio ni mi hijo al Jardín, pero ya mañana martes retoman su rutina.

En medio de todo este virus, el viernes tuve mi ultima ecografía, como dice mi marido: casi un mero tramite a estas alturas, pues con 36 semanas no es mucho lo que puedes ver de la carita del bebe, por la falta de espacio dentro de la panza, pero si sirvió para saber que sigue todo en orden, el bebé sigue de cabeza, pero aun muy alto, esta muy grande, pesa aproximadamente 3,650 grs. por lo que el ginecólogo cree que bordeara los 4 kilos al nacer, al igual que mi segundo hijo, jeje.

La próxima semana tengo cita con la matrona, por lo que desde ese momento, empezamos con la cuenta regresiva, y para que les voy a mentir, es lo que más deseo, cada día me siento más cansada, el dolor de espalda se ha incrementado al igual que la acidez, el bebé se mueve y patea como loco y mejor no hablar de vivir el día casi completo con su pie incrustado en mi costilla, jajaja, creo que él también desea salir pronto.

Por otro lado, el sábado tuve la celebración del Babyshower de mi hijo, el que organizaron con mucho amor y cariño mi hermana y mis primas (gracias preciosas!), salió todo muy lindo y entretenido, nos reímos un montón, fue emocionante estar con mis amigas, incluso algunas que hace tiempo no veía, y ver lo mucho que me quieren. Si bien faltaron muchas más que por diversos motivos no pudieron ir, la celebración fue perfecta. Muchas gracias a todas por sus lindos regalitos y las muestras de cariño hacia mí y mi bebé.

Bueno, y como para coronar esta semana tan agitada el domingo vivimos un fuerte temblor en la zona central de Chile, por lo que termine mi semana durmiendo vestida y casi con un pie bajo la cama lista para arrancar.