6 de marzo de 2012

Comienzo del año


Para mi, oficialmente, el año comienza en marzo, enero y febrero son sólo un recreo de la rutina del año. Ayer comenzó el nuestro, partió un nuevo año escolar para mi hija, quien estaba feliz de ir a clases, quería reencontrarse con sus amigas, conocer su sala nueva y hacer tareas, veremos cuantos años más le dura esto de querer hacer tareas.

Como les había anticipado, la semana pasada no fue para nada tranquila. Fuera de hacer todas las compras escolares, con lo que implicaba hacerlas a última hora, también realizamos los exámenes médicos de mi hijo y míos, además a media semana se efectuó  el matrimonio de la hermana de mi marido. Por lo que la semana fue todo un correr de aquí para allá.

Esta semana tampoco se veía muy tranquila, sobre todo el día lunes, ayer, se suponía era la cirugía de mi hijo, por lo que tendríamos que dividirnos con mi marido, uno acompañar a mi hija a su primer día de clases y el otro en la clínica con mi hijo. Pero el sábado nos avisaron que suspendían la cirugía para la próxima semana, aún no sé que día exactamente.

Creo que ayer me paso la cuenta la ansiedad, estrés y cansancio de la semana pasada, pues pase pésima noche y amanecí con un fuerte dolor de estomago, mareos y sudor frio, tuve que quedarme en casa, lo que significo no poder acompañar a mi hija al colegio. Aunque debo reconocer que aún no me siento 100% repuesta, por mi me quedaría todo el día descansando en cama, pero  sé que no puedo hacerlo, aun hay cosas pendientes para esta semana y las venideras.

Por ejemplo, debo preparar todo para la llegada del bebé, pues aunque no lo crean no le he comprado nada, es decir, si en este momento se le ocurriese nacer no tendría con que vestirlo, claro que siempre esta la alternativa de pasar a comprarle algo camino a la clínica, total no creo que a los de la tienda les importe atender a una embarazada con contracciones gritando como loca de dolor, jajaja.

Tampoco tengo coche, el que tenían mis hijos lo vendí pues lo encontraba muy grande, por lo que debo comprarme uno más compacto, tampoco tengo moisés ni cuna, ambos los tengo prestado, ni sillita de auto, uf, creo que debo ponerme las pilas y preparar todo. Recuerdo que con los dos anteriores a la semana 32, ahora tengo 34, ya tenia lista la maleta que llevaría a la clínica.

El jueves también tengo control con el doctor, le llevaré los resultados de los exámenes de glucosa que mando a repetir, espero estén bien, según lo que leí en los resultados estoy dentro del rango normal, pero veremos que dice el doc. Lo malo es que tendré que atravesar toda la ciudad para llegar a la consulta, pues no tenia horas disponibles en la clínica que siempre me atiende, que esta a 5 minutos de mi casa, sino en otra, que esta en la punta del cerro, y no es chiste.

Así que como pueden ver, esta semana tampoco será muy relajada. Por el momento me interesa saber que día será la cirugía de mi hijo, pues he estado posponiendo su ingreso al Jardín Infantil hasta después que lo operen, pero si esta es a mediados o finales de la próxima semana, estoy pensarlo en llevarlo mañana hasta el día de la cirugía, pues sin su hermana en las mañanas se aburre mucho y hoy ya me dijo: “mamo al coyeco” (vamos al colegio).

Para que vean que ser mamá no es nada fácil, menos ser mamá de dos, y no quiero ni pensar lo que será serlo de tres. Por eso siempre me pregunto como lo harán esas madres que trabajan todo el día o bien nuestras abuelas que tenían mínimo 5 hijos. Bueno, pero eso da para un post completito.

4 comentarios:

Elva Martínez Medina dijo...

Ufff,la verdad es que yo tampoco sé cómo lo hacían, yo con el piojillo y el colega canino voy pillada todo el día!!!
Un consejo como me dijo un día un enfermero, "párate y respira".
un besito

Bere dijo...

Pame, qué días! y como dices: lo que te falta!!

Yo me acabo de dar cuenta que soy de lo peor! preparé la maleta no en la semana 32, ni en la 34... nooo... eso era ser demasiado precavida... como no, el día nació Gabriel!! jajaja, me sentí mal por la mañana y la preparé, y por la noche nos fuimos al hospital :S glup

Espero que todo salga bien en la cirugía, aunque es una cirugía de bajo riesgo, pero al ser los hijos, uno se muere de nervios por todo.

Abrazos!

Claudia Canifru dijo...

Cómo te entiendo, claro que sólo en lo agotada por la enfermedad de mi hombrón y sacarle los pañales a mi mostra. Con dos hijos no cacho cómo lo haría, menos con tres.

Cuídate harto, descansa y cuenta el día de la operación de tu hijo, pa prenderle unas velitas de guenas vibras.

:)

Zary dijo...

Sin duda has tenido unos días muy pero muy movidos.. cuídate, que ya tienes la barriga muy grande!!! Suerte en la operación de tu hijo.. y dedicare un rato a preparar las cosas del pequeño que esta por llegar. Un abrazo!!! Y también comparto tu reflexión final: como hacían antes las mamás y como hacemos ahora las mamás trabajadoras?