12 de febrero de 2012

Ya van 30 semanas


Ya solo quedan oficialmente 10 semanas para que nazca mi hijo, aunque tengo el presentimiento que no esperará llegar a la semana número 10, ni yo me creo que falte tan poco, no sé porqué cada vez que pensaba que mi hijo nace a mediados de abril lo veía tan lejano, pero ahora que me doy cuenta en que número de semana voy, encuentro que no queda nada para su llegada.

Aún estoy de vacaciones en la playa y lo estaremos hasta fin de mes, eso ha ayudado a no estar pendiente de las semanas que me faltan. Porque la verdad, es que tengo tantas cosas que hacer durante el día, incluso más que cuando estoy en casa, claro porque aquí no tengo ayuda de mi nana tres veces por semana, por lo que el descansar solo se logra cuando bajamos a la playa después de almuerzo y puedo sentarme a ver como mis hijos juegan en la arena y el mar. Aun así lo hemos pasado de maravilla.

Con 30 semanas de embarazo, obvio que estoy mas cansada, por suerte no tanto como pensé que estaría, la panza esta tan grande que ya me han preguntado en más de una ocasión si estoy embarazada de mellizos o si estoy a punto de parir, cosa que ya ni me molesta, porque lo mismo ha pasado con mis dos embarazos anteriores, mis hijos son grandes al nacer y nada puedo hacer al respecto.

Antes de venirnos a la playa, tuve mi penúltima ecografía, el bebé esta muy bien, claro que un poquitín más grande que el promedio, por lo que mi doctor pidió repitiera el examen de glicemia, una vez vuelva de vacaciones, pues más vale prevenir.

Fuera de lo anterior, todo va regio, ya esta ubicado de cabeza y el doctor me dijo que es dificil que se de vuelta, es de esperar que se porte como un buen niño y se quede así. Además tuvimos la oportunidad de conocer muy bien su rostro, incluso se mostró mejor que sus hermanos en su momento, ¿y qué creen?, se parece muchisimo a mi hijo, solo que un poco más cachetoncito. Valió la pena posponer un par de días nuestro viaje y así venirnos tranquilos de vacaciones sabiendo que nuestro hijo esta bien.

Por otro lado, la acidez sigue sin darme tregua, claro que hay días mejores que otros, pero siempre tengo mi antiácido bajo la manga que me salva, y que gracias al consejo y recomendación de muchas de ustedes, decidí cambiar de marca a uno que es mucho mejor que el que yo tomaba.

Otro de los clásicos malestares que se han hecho presente en todos mis embarazos en los últimos tres meses, son los calambres, ya es común todos los días, despertar en las madrugadas con los dolorosos calambres en mis pantorrillas, y no solo sufro yo, sino también mi pobre marido al que despierto para que me ayude a estirar las piernas, no saben lo mucho que lo amo en esos momentos, aunque no sé si él sienta lo mismo por mí en ese instante, jeje.

De mis tres hijos, este ha sido el que más se ha movido, es un loquillo dentro de la panza, hay veces en que pega unas patadas tan fuerte que me deja paralizada, tambien se siente claramente cuando esta con hipo y otras veces se mueve cuando sus hermanos le hablan, o mejor dicho gritan, a la panza.

Esperemos que todo siga marchando como hasta ahora y estos dos últimos meses que me quedan sean de lo más tranquilos y sin sorpresas, mientras seguiré disfrutando con mi familia de las vacaciones, les quedo debiendo un post con los detalles de como lo hemos pasado.

10 comentarios:

OR² dijo...

¡Que belleza Pame! Que todo siga marchando tan bien como hasta ahora, disfruta todo lo que puedas estas vacaciones y háblale mucho a este bebé, de como sus hermanitos le esperan con amor.
Abrazos de ladito :)

Bren dijo...

Que poquito faltaaaaa!!! Que lindo! Lo de los calambres en medio de la noche es espantoso...yo tambien lo sufri :( Sigan disfrutando de esas vacaciones! Te mando un beso enorme♥

♥Voy a ser mami♥ dijo...

Bueno ya estas en la recta final, al igual que yo!! mi beba aun no se ha acomodado y eso que se mueve muchisimo. Espero que se acomode con tiempo.

Los calambre me han dado 2 veces y las 2 veces he tenido q despertar a mi esposo casi llorando. Y el me estira la pierna y se me pasa uuuuff q alivio jejeje.

Sigue disfrutando de tu vacas para que vuela cargada de energia porque ahora es q viene lo bueno jejejejeje. Un beso♥

Carol dijo...

Ya te va quedando poquito, el tiempo pasa rápido.
Me alegro de que todo vaya bien a pesar de algunas molestías. Yo también tuve que aguantar los dichosos ardores de estómago...
Disfrutad en la playita.
Un abrazo

Pulgamamá dijo...

Que emoción. Ya yo estoy de 37 semanas y no veo la hora. Descansa mucho aunque entiendo que con dos hijos debes tener mucho que hacer aunque estés de vacaciones. Te mando un abrazo!

Claudia Canifru dijo...

Que bonito, me hiciste recordar el hipo!!!!!

Te encuentro tan valiente y aperrá con tres niños. Que todo siga yendo la raja con tu embarazo :)

Elisa dijo...

Pame, prácticamente es la cuenta regresiva. Que vueno que las vacaciones sirvan para despejar la mente, por que las ultimas semanas se hacen eteeeeernas. sigue disfrutando !

Silvia dijo...

¡Qué poquito te queda Pam! Qué emoción!!

Bere dijo...

Que lindo! y qué poco falta! este niño va a estar super estimulado por sus hermanos! :D

Por cierto, tu panza es mucho más bonita que la que pusiste en la foto ;-) y eso de que te pregunten si son gemelos, bah! ni hagas caso, te ves hermosa.

Mamá 2.0 dijo...

Lo bueno de la naturaleza es que para abril se te olvidarán los calambres y la acidez...
Disfruta de lo que te queda de barriga. Me ha venido la imagen de tus peques hablándole a su hermano desde fuera. Qué distinto tiene que ser un segundo o tercer embarazo... ¿Cómo llevan ellos que les queda poco para tener al hermanito? :-)