7 de diciembre de 2011

La Familia Perfecta


¿Me creerán si les cuento que las investigaciones sociales, han llegado a la fórmula perfecta para una familia ideal?

Pues así como leen, tanto estudio de eruditos al fin descubrieron como podemos conseguir nuestra propia familia ideal. Al menos eso se detalla en el artículo del suplemento Tendencias del periódico La Tercera (sábado 03 de diciembre 2011), donde se revela 19 puntos a tener en cuenta para conseguir esa tan ansiada familia perfecta. 

En nuestro caso, no cumplimos con todos los requisitos de esta familia ideal. Pero mi familia SI es perfecta para mi marido, mis hijos y para mí. Lo que realmente nos debería importar es lograr ser felices con la familia que hemos formado. Porque investigaciones más o estudios menos, lo que hace que cada familia sea especialmente perfecta es la tolerancia, el respeto y el amor con que se vive.

Comparto con ustedes este artículo, me cuentan luego que piensan sobre él. A modo de juego haré el ejercicio de ver en qué puntos calza mi familia y en cuáles no.

 La Familia Ideal

1-. Si usted es el hermano mayor, busque a una mujer que sea la hermana menor: Esta es la mejor combinación, según William Cane, autor del libro El orden de nacimiento. El hermano mayor de una familia puede tener actitud dominante y de liderazgo, mientras que la que creció última en otra familia debiera ser más relajada y estar acostumbrada a la protección. Más conflictiva es la relación entre dos hermanos mayores. Esta es una combinación clásica de dominación, control y lucha. Dos primogénitos, por lo general, quieren controlar todas las situaciones. Esto lleva a que discutan desde situaciones importantes, cómo criar a los hijos, por ejemplo, hasta cosas más triviales, como qué película ver. Estas dos personalidades fuertes hacen que la relación sea más intensa. 

Partimos mal, con mi marido somos hermanos mayores, aunque muchas veces cada uno quiere controlar la situación, también sabemos que alguno tiene que ceder y logramos mantener el equilibrio.

2-. Pololee 25 meses: A esa conclusión llegó Ted Huston, profesor de Sicología de la Universidad de Texas, en Austin, quien siguió durante 13 años a 168 parejas de casados. Concluyó que los más felices eran los que habían pololeado 25 meses antes de casarse.

Mal nuevamente, pololeamos (noviazgo) 60 meses o 5 años.

3-. Busque a una mujer cinco años más joven y, aunque le duela, más inteligente: Según un estudio de la Escuela de Negocios de Ginebra, la fórmula para un matrimonio feliz es la siguiente: la esposa ideal debe tener cinco años menos que su pareja, el mismo bagaje cultural y ser un 27% más inteligente que su compañero. 

Uf, tenemos la misma edad, mi marido es mayor solo por 2 meses, se podría decir que tenemos el mismo bagaje cultural y sí soy un 27% más inteligente, jajaja (broma)

4-. Ella tiene que ser más atractiva: Un estudio de la U. de Tennessee dice que los mejores matrimonios son aquellos donde ella es más atractiva que el marido. Este tipo de parejas son más felices en sus primeros años, que son los claves, y se apoyan mejor que aquellos matrimonios en donde el hombre es más agraciado que ella.

Sin comentarios, jeje.

5-. Cásese sin divorcios previos: Según el estudio Optimising The Marriage Market, tener un divorcio previo es un mal pronóstico de estabilidad en un segundo matrimonio. En esta segunda instancia, las probabilidades de divorcio pueden aumentar en un 50%. 

Este punto lo aprobamos.

6-. 34 años, la edad de las mujeres para el primer hijo: John Mirowsky, sociólogo de la U. de Texas, investigó los beneficios de que las mujeres en EE.UU. hayan retrasado la edad para ser madres y concluyó que las que optan por ese camino gozan de mejor salud, viven más tiempo y llegar a tener guaguas más saludables. ¿Qué edad fijó? Los 34 años. "Las madres de esa edad son más saludables que las mujeres sin hijos de su misma edad. Disfrutan la maternidad y la combinan con satisfacción en el trabajo.

Tuve mi primer hijo a los 32 años, casi cerca, jaja

7-. 25% más de sueldo para él: La relación más estable es aquella donde él gana un 25% más que ella. Si ella gana más, aumentan las posibilidades de que él sea infiel, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Cornell, en Nueva York. 

Como no tengo un trabajo remunerado, obviamente mi marido gana más que yo.

8-. Discuta para ser feliz: Las parejas que discuten más se divorcian menos. Un estudio que siguió a 373 parejas por 16 años, revela que evadir conflictos genera más rupturas. 

Jeje, entonces no es tan malo discutir.

9-. Tenga dos hijas: Un estudio británico a 2.116 padres con hijos menores de 16 años mostró que los padres de dos niñas tenían los más altos índices de felicidad. ¿Por qué? Rara vez molestan, hacen poco ruido, ayudan en la casa, pelean poco, es fácil razonar con ellas, se complementan muy bien, no se ignoran y se entretienen mutuamente.

Buuu, tengo una parejita y otro varón en camino.

10-. Espere dos años para tener el segundo hijo: Kasey Buckles, profesora asistente de economía en la Universidad de Notre Dame, llegó a esa conclusión: el segundo hijo debería nacer después de dos años de nacido el primero. De esta manera, la atención de los padres por el mayor no decae. 

Bueno, nosotros esperamos 3 años entre los dos primeros y 2 años y 5 meses con el tercero.

11-. Las tareas domésticas para el que las hace mejor: ¿Es solución dividirse las tareas? El libro Spousonomics, que aplica las teorías económicas en el matrimonio, dice que no. La solución es asignar cada tarea a quien lo haga más rápido y mejor. Así, ambos dispondrán de más tiempo libre. 

Sin comentarios, pero es una buena idea, jeje

12-. Administre su propia plata: Un estudio de The Hartford Financial Services Group y la AgeLab del MIT encontró que a las parejas que se dividen las tareas financieras les va mejor que a las que les entregan la responsabilidad de pagar cuentas, manejar ahorros y finanzas a sólo uno de ellos. 

Hoy en día, todo se paga por internet, así que es más fácil que la responsabilidad de las cuentas caiga solo en uno.

13-. Fume y beba a la par: Un estudio del Instituto de Investigación sobre Adicciones de la Universidad de Buffalo, en Estados Unidos, comprobó que aquellos matrimonios con diferentes patrones de consumo son menos felices, en comparación con los que beben y fuman de forma parecida o con los que simplemente no lo hacen. 

Jajaja, aquí si calzamos perfectamente, claro excepto ahora que estoy embarazada.

14-. Tome una semana al año de vacaciones por separado: El sicólogo clínico y experto en parejas, Víctor Carvajal, dice que ese tiempo es suficiente para extrañar a la pareja. "Al separarse un tiempo, uno puede ver la relación de manera más objetiva y ponerse en el lugar del otro para poder aclarar esas pequeñas diferencias que a veces tienen las parejas", afirma. 

No sé si llamarlo vacaciones, pero si generalmente en enero, me voy donde mis papas una semana con los niños.

15-. Busque a sus propios amigos: Paul Amato, profesor de sociología en la U. Estatal de Pensilvania y autor del libro Solos juntos: ¿Cómo el matrimonio en Estados Unidos está cambiando, hizo una revisión de 20 años y concluyó que las parejas están pasando cada vez menos tiempo juntos: tienen sus propios amigos, pasatiempos separados e, incluso, a veces salen de vacaciones por separado. En dos décadas redujeron en 40% el tiempo juntos. Lo que sí aumentó es su felicidad. Amato constató que la incidencia de los conflictos domésticos se redujo en un 50%. 

Tenemos nuestros propios amigos y nuestros amigos en común, salimos juntos o con otras parejas en las noches y otras veces salgo yo sola con mis amigos, así como el con sus amigos, tenemos la suficiente confianza para hacerlo, sin celos ni temores de por medio, creo que es sano que cada uno tenga su propio espacio.

16-. Mantenga cerca a los abuelos: "Tener a los abuelos cerca no sólo beneficia a los padres para que se sientan más apoyados, sino también ayuda a los niños a desarrollar habilidades sociales". Así lo determinó Jeremy Yorgason, de la U. de Brigham Young, quien estudió a 408 niños.

Al menos los abuelos maternos están ultra presentes y cercanos.

17-. Coma en familia al menos tres veces a la semana: El centro de adicciones de la U. de Columbia recomiendan que, al menos, sea cinco veces a la semana, es la oportunidad ideal para que los niños coman más sano, es el momento para conversar en familia, demostrar interés por los demás y escucharse. 

Al parecer si lo hacemos.

18-. Tenga como mínimo 25 libros en casa: Según un estudio realizado por las universidades de Nevada y Los Angeles, en Estados Unidos, tener libros en la casa aumenta el nivel de educación de los hijos, los hijos se verán aventajados con dos años más de escolaridad. 

Tenemos muchísimos libros en casa, siempre fui una excelente y devoradora lectora, al igual que mi marido. Claro, desde que somos padres, somos pésimos lectores.

19-. Diga sí a las mascotas: Las mascotas juegan un papel importante en nuestra salud emocional y física, dice el profesor de la Universidad de Purdue Alan M. Beck. En su estudio a más de cinco mil personas encontró que los con mascotas tenían menor presión sanguínea y menores niveles de grasa en la sangre, que los que no tienen mascotas, a pesar de que los dos grupos eran similares en la dieta y el ejercicio.

No!, en este departamento jamás diré sí a las mascotas, en casa de mis padres están muy bien, ahí tienen espacio y terreno para estar.


Si quieres leer el artículo "La Familia Ideal" en su versión completa, puedes hacerlo pinchando aquí 

7 comentarios:

Carol dijo...

Como dices lo importante es cómo es feliz uno en su familia, con respeto y amor siempre se puede.
Un abrazo

CuriosiJaz dijo...

Wow!!! lo que me sorprende es que nos parecemos, tal vez por lo mismo hemos sido tan buenas amigas, a pesar de la distancia. Creo que la formula es que no hay formula, cada uno de nosotros hacemos nuestra propia formula con respeto, comunicación y obvio con amor, mi esposo y yo nacimos el mismo mes del mismo año, el me lleva escasos 24 días, estuvimos de novios poco más de 6 años, tenemos sólo un hijo y esperamos pronto tener otro, serían más de 2 años de diferencia, yo me dedico a mi casa, así que él gana más que yo, tampoco tenemos mascotas, no porque no me guste, si no por el espacio, a penas y cabemos nosotros, ninguno de los 2 fuma y tomamos muy poco, a la par. Definitivamente las tareas domesticas son para el que lo hace mejor, eso lo hemos aplicado desde un principio y nos ha servido muy bien, también pagamos todo por internet, así que yo también creo que uno solo puede hacerlo, la verdad es que si discutimos, no mucho, pero lo hacemos, tuve mi primer y único hijo a los 33 años, así que casi lo cumplo con el estudio, no tenemos divorcios, obvio soy más atractiva y más inteligente (que bueno que mi esposo no leerá esto, jajajaja), no tenemos vacaciones separados, pero en ocasiones lo mandan de viaje del trabajo y me quedo extrañándolo, tenemos cerca a sus 3 abuelos, tenemos nuestros propios amigos, comemos 2 veces a la semana solamente juntos, tenemos más de 25 libros y finalmente tampoco aplicamos en el número que somos de hermanos.
Te mando besos. Un gusto leerte siempre, aunque no lo haga tan seguido como debería.

Mami Wendo dijo...

que cosas jeje! yo tuve a mi hija a temprana edad, mi pareja me lleva solo dos anios, creo que mi sueldo es mayor que el de el, no tenemos el mismo bagaje cultural ya que no llego a estudiar una carrera universitaria, jeje creo que no seguimos nada de esto! pero yo me quedo con lo que tu dices acerca del amor, la tolerancia y el respeto. Besos guapa!

Yo y mis mini yos dijo...

jajaja, me ha parecido muy divertido e interesante! gracias por compartir el articulo y tus comentarios :-) un diez a esta entrada!

Bere dijo...

Jajajaja, me encantaron tus comentarios!

Yo creo que lo principal es el respeto, la tolerancia y el amor. Por cierto que tu marido debe estar feliz que por fin le hayas dedicado una entrada casi completa!!! jijiji.

PD: siempre pensé que eras más joven!! pensé que tenías 32, y ahora me entero que a esa edad ya había nacido tu hija... así que lo de más guapa, también lo cumples, obviamente ;-)

Mamá 2.0 dijo...

Mi faceta psicóloga está encantada con estas cosas...
Nosotros sólo cumplimos algunas cosas... Espero estar dentro de los "márgenes de error" que todo buen estudio tiene que tener ;-)
Por ahora yo nos veo bastante bien...

100% Mamá dijo...

Carol: :) un abrazo para ti...

Jaz: jajajaj como me haces reir amiga, jaja claro que nos parecemos mucho, sobre todo en lo guapa e inteligente que somos... un beso

Mami Wendo: jeje, nunca hay una formula perfecta de nada, saludos

Yo y mis minis yo: ;) gracias por el 10!

Bere: jajaja, si tu sabes que a él le gusta mantener un ´perfil bajo y nunca ha querido que escriba una entrada sobre el, pero ya lo hare (tendra miedo? jeje) no se si quedo tan feliz, el punto 16 no le gusto mucho, pero sorry es la pura verdad...
ups, no me di ni cuenta que delate mi edad :( pero tu calladita, no me eches al agua, jeje, besos amiga linda...

Mama 2.0: oh, que suerte que existe el margen de error, jajaja besos