4 de octubre de 2010

El nacimiento de mi hija

Hace 4 años, me convertí en madre de una preciosa hija, este post quiero dedicárselo a ella y contarles su nacimiento. Como toda madre primeriza estaba muy asustada esperando el momento, no sabia cuando sería el momento, y ya las ultimas semanas estaba ansiosa por su llegada, el martes 3 de octubre cumplía las 40 semanas, y el lunes en la tarde empecé con las contracciones.

Nuevamente mi amiga Su nos acompaño esta vez en las primeras horas, cuando aún no tenia las contracciones dolorosas. Recuerdo que la Su llego a casa cerca de las 7 de la tarde, y mi marido como si nada le pregunta: "¿tu crees que debo ir a trabajar mañana?" la Su le responde: "¡obvio que no!, tu hija nace esta noche o mañana en la mañana, así que olvidate del trabajo".

Nos acompaño hasta medianoche, y cerca de la 1 de la madruga empecé con las contracciones con dolor, uf, las sentía tan dolorosas, claro ni comparadas con las de mi hijo, pero eso aún no lo sabía, jeje. Estuve toda la noche aguantando en casa, no quería ir a la clínica aún, pues sentía que no era el momento. Para aminorar un poco el dolor incluso tome un baño de agua caliente, claro que solo fue un alivio sicologico. Mi marido estaba tan nervioso, y a cada rato me decía: "llama a la matrona, vamos a la clínica". Pero yo no quería, cuando empezaron cada 5 minutos, comprendí que era el momento.

Llame a la matrona y dijo que nos juntáramos en la clínica en 1 hora, eran cerca de las 5 de la mañana. Salimos a buscar taxi, y por supuesto cuando uno más necesita un taxi, estos no pasan, y ahí estábamos en la calle, esperando que pasará algo, como me dolían tanto y sentía que si caminaba dolían menos, le dije: "¡vamos caminando!", total estoy como a 10 minutos de la clínica, pero en ese momento paso un taxi.

Cuando llegamos, yo recién tenia 2 de dilatación y eran las 6 de la mañana, así que me ingresaron, y nos pusimos a esperar, mi dolor era insoportable. Ya cerca de las 7 a.m. me prepararon para poner la epidural, en ese momento rompí bolsa, y me dilate a 6.

Al momento de la epidural, me largué a llorar, y entra mi doctor y me pregunta porque estoy llorando, le digo que por todo: miedo, dolor, emoción; que susto, hasta pensé que moría en el parto, soy tan cobarde. Una vez puesta la epidural fue todo más llevadero, pues estaba en esas salas especiales, que no son pabellón, sino piezas acondicionadas para el parto, con television, radio y al bebé lo examinan ahí mismo, en ningún momento lo pierdes de vista, incluso mi marido no tuvo que estar vestido de verde, jeje.

Recuerdo que mientras esperábamos que me dilatara más y monitoreaban las contracciones, yo aprovechaba de dormir, imaginense que había pasado toda la noche despierta, pero mi marido me despertaba, pues según él, si yo dormía, no tenía contracciones, jaja.

A las 9:30, la matrona dice que llamen al doctor pues estamos listos para el parto, que nervios, ahí estaba yo, en uno de los momentos más esperado y ansiosos de mi vida, creo que fue un parto simple, pues puje tres veces y nació mi hija, la pusieron sobre mi pecho, así recién sacada, llena de residuos verdes, blancos y sangre y contemple su carita, lloré de alegría y felicidad, nos miramos con mi marido y supimos que ella era la máxima expresión y resultado de nuestro amor.

Obvio que como todo padre, le contamos sus deditos, mire si tenia sus orejitas (pues una vez había soñado que nacía sin orejas), y me di cuenta que era hermosa, bueno yo la veía hermosa, con sus ojitos tan abiertos mirándonos, recuerdo ese momento y se me paran los pelos de la emoción.

Hija, durante estos 4 años me has sacado muchas canas, pero lo más importante es que me has hecho muy feliz, el poder sentir tus abrazos, oír tu risa, verte crecer cada día o el solo hecho de escuchar "te amo mamita" es el mejor regalo que me puede haber dado la vida.

Te amo con todo el corazón, Feliz Cumpleaños!!

1 comentario:

Iraí dijo...

Auuuuu! se me salieron mis lagrimitas!!! felicidades a ambas... mucho amor y abundancia para ustedes.