10 de octubre de 2013

Lo que se hereda no se hurta

Durante estos 7 años maternidad, he acumulado un sinfín de cosas, entre ropa, artículos de bebé y juguetes.  Muchas las he regalado, pero gran parte de estas, han pasado de la Mayor al Mediano y del Mediano al Menor.

La Mayor tenía de todo, al ser la primera nieta y sobrina, fue muy consentida con ropa y juguetes. Pasó tres largos años acumulando y acumulando. Mucha ropa quedo nueva sin uso o bien sólo las ocupo una vez. Por eso, cuando quede embarazada por segunda vez, pensé que al fin esa ropa tendría un uso, pero me equivoqué, nació el Mediano y obviamente no pude vestirlo con ropa de niñita, jeje. Así que la ropa que no regalé, al año siguiente, la heredó una sobrinita.

Así, nuevamente me llené de ropa y juguetes, por casi tres años, pero esta vez de niño. Luego nació el Menor y me dije: “ahora sí, podrá ocupar ropa del Mediano” pero tampoco fue así, el menor nació a comienzos de invierno y el Mediano a comienzos de primavera, ahora era el clima el que no me acompañaba. Claro que igual ha ocupado varias cosas de su hermano, como camisetas, pantalones y algunos zapatos, claramente ha heredado más cosas que el Mediano de la Mayor.

Lo que si hemos heredado de hijo en hijo han sido los artículos de bebé. El coche lo ocupó la Mayor, el Mediano y mi sobrina, al Menor le regalaron un coche ya que el que tenía era muy grande, pero lo ocupo poco, ya que ha sido porteado casi siempre.  La tinita de baño también ha sido ocupada por mis tres hijos, así como las sillas de auto, la silla de comer, la silla de la bicicleta, triciclo, el moisés, la cuna corral y el coche paraguas, entre otros. 

Los juguetes son harina de otro costal, casi todos son unisex, excepto las muñecas, las barbies, los hombres araña y camiones. Lo bueno es que los tres comparten y juegan con todos sus juguetes. Lo malo, es que para mi gusto, tienen demasiados a tal punto que algún día deberemos decidir si los juguetes o nosotros se quedan a vivir en casa. A pesar que he regalado bastantes, cada año acumulan muchos, por ejemplo en sus cumpleaños, incluso tienen algunos que ni siquiera han abierto.  Pero al menos esto lo han heredado entre ellos.

Como ven, en esta familia la mayoría de las cosas se heredan, incluso los amigos imaginarios, como ya conté en otra entrada, el Mediano ahora tiene a Pilun, uno de los amigos imaginarios de la Mayor.

Lo bueno de la herencia entre hermanos, es que muchas cosas nos hemos ahorrado de comprar y eso claramente ayuda en la economía del hogar.

¿Y ustedes han acumulado muchas cosas con sus hijos? ¿También las heredan entre ellos?