5 de junio de 2013

Un año de aprendizaje

El Menor cumplió un año en abril y ha sido un año de muchas nuevas experiencias y aprendizaje.
 
Cada niño es un mundo, dicen por ahí, y es totalmente cierto, creo que con cada hijo he crecido y aprendido como ser mejor madre.
 
Muchas veces siento culpa de como fueron los primeros meses de maternidad con la Mayor, debería haber seguido más mis instintos y menos los consejos de la sociedad. Siento que con ella no luché por tener una lactancia exitosa, la cargué poco en brazos, sufrí luchando por que comiera más y no la regaloneé durmiendo con ella.
 
Si bien con el Mediano mejore muchas cosas, como amamantar lo hasta casi los 9 meses, dormir con él y cargarlo más en brazos. Sin duda fue con el Menor con el que decidí hacer oídos sordos a eso de que malcriamos a los niños con prestarles más atención, dormir con ellos, criarlos en brazos o que la leche materna después de los 6 meses no alimenta. Llevamos 1 año y casi dos meses de exitosa lactancia, aún duerme con nosotros y es criado en brazos. Aprendimos el método de alimentación Baby Led Weaning y usamos pañales de tela.
 
Sé que muchos creen que me he vuelto hippie, por el tipo de crianza que llevo, pero créanme que estoy lejos de serlo y siento que aún me falta mucho por mejorar en cuanto a crianza se refiere.
 
Sigo perdiendo la paciencia fácilmente, muchas veces les grito y castigo, hay ocaciones en que creo me volveré loca y hasta pienso que mis hijos y en especial el Menor me han quitado autonomía e independencia, pues es un niño que depende de mí y mi teta todo el tiempo.
 
Pero soy feliz así, pues siento que estoy criando hijos seguros de sí mismos y felices, que el tiempo pasa tan rápido y luego ya serán adolecentes y extrañaré el tenerlos cerca y que dependan tanto de mí.
 
Estoy segura que cada día, mes y año que pasa, y con cada sonrisa, beso o abrazo que me regalan mis hijos, crezco y aprendo más en esta bella y caótica aventura llamada maternidad.

5 comentarios:

elrincondemixka dijo...

Aunque sea con un poquito de retraso, felicidades al pequeño y a la mamá por ese primer añito. Os deseo que sopléis muchas velitas más.

Un abrazo!

Monstrua dijo...

Uf, lo de la sociedad es el pan nuestro de cada día. A mí me pasa hasta con el padre de la criatura... La Mayor se habrá llevado otras cosas, de todos modos :)

Un saludo

PD: Descubrí tu blog de casualidad, y aquí ando.

100% Mamá dijo...

Rincondemixka: gracias linda!!!! cariños para ti.

Monstrua: Si, otras cosas, como mas tiempo, mas preocupacion y atencion total el tiempo que fue hija unica, jeje
Bienvenida al blog, espero que te quedes por aqui ;)

OR² dijo...

Es precioso! tener tres hijos te ha hecho vivir tres maternidades diferentes, y lo mejor, es que conforme avanza el tiempo y el número de hijos tú disfrutas más!
Felicidades atrasadas!
Besotes!

100% Mamá dijo...

OR: Oli querida, siempre me gusta leer tus comentarios, te quiero!!! besos a tus tres retoños ;)