6 de septiembre de 2011

Conmocionados...

Sé que esta entrada la tenía reservada para relatar nuestros días en Brasil. Pero debido al trágico acontecimiento ocurrido en el país el viernes recién pasado, y a la pena tan grande que nos invade como país, es que los ánimos no están para escribir sobre vacaciones.

Lamentablemente, el viernes se estrelló un avión de la Fuerza Aérea chilena, con 21 ocupantes, entre la tripulación y civiles viajaba un grupo de Desafío Levantemos Chile y un equipo de TVN del Buenos Días a Todos, el programa matinal mas querido de Chile. Los cuales viajaban para apoyar el trabajo del grupo Desafío en la isla, en favor de la reconstrucción de los daños ocasionados por el tsunami del 27 de febrero del año pasado.

Hasta hoy solo se han recuperado 4 cuerpos, y el resto permanecen desaparecidos, por la magnitud y fuerza del impacto en el mar. Esta tragedia a enlutado a todos chilenos, no hay quien no tenga oprimido su corazón por estas perdidas, la mayoría eran personas que sin recibir nada a cambio ayudaban a reconstruir el país.

En lo personal siento una pena enorme y en especial por Felipe Camiroaga, con el que estaba acostumbrada a escucharlo cada mañana, si bien no estaba sentada frente a la televisión viéndolo, siempre mantenía y mantengo la tele prendida en las mañanas, mientras hago mis cosas, y siempre era el Buenos Días a Todos el programa de fondo.

Siento que crecí con Felipe, cuando estaba en el colegio lo veía todas las tardes en su programa Extra Jovenes, donde nos hacía reír con su locuras y entretenía nuestras tardes escolares. Luego lo seguí durante sus diversos programas, después nuevamente empezó a entretener mis tardes ya de universitaria con su programa Pase lo que Pase, siempre teniéndolo presente en la television de una u otra manera.

Al momento de casarme, partimos a vivir al sur por un año, a un pueblo (pueblo le llamo yo, en realidad era una pequeña ciudad) donde la mayor parte del año llovía por días, y al estar sola, cada mañana me acompañaba informándome o simplemente sacando una sonrisa con su especial forma de ser. 

Recuerdo que cuando nació mi hija, pasaba todas las mañanas pegada a su cunita, sin querer moverme de su lado, obsesiva madre primeriza. Al pasar todo el día a su lado nuevamente la gran compañía era Felipe y su programa, en esa época la televisión era mi gran compañía (a todo esto no se porque uno tiene TV cable si termina viendo solo los canales nacionales).

Por eso siento tanto su perdida, porque sin quererlo se convirtió en alguien que estaba todos los días dentro de mi casa, porque me acostumbre a escuchar su voz, porque además era una persona tan transparente y sincera, porque demostraba que lo suyo era vivir la vida sin mayor complicación, porque no le importaba figurar como a tantos otros, porque le gustaba reírse de él y que el resto gozará riéndose con él, porque en un momento podía estar informándonos de política y actualidad, y al rato a modo de broma podía estar en la sala de dirección increpando a su equipo por el bulling que según él le hacían en el programa, jajaja. Cuantas veces me hizo reír y también me hizo emocionar con sus entrevistas.

Así ha sido, la mayor parte de mi generación creció junto a él. Por eso a la vez tiene conmocionado a todo un país que lo llora y extrañará. Creo que no me equivoco al decir que Felipe era una persona buena, humilde, transparente y sincera. Y a medida que pasan los días conocemos detalles desconocidos de su vida que solo hacen recalcar estos adjetivos. Puedo asegurar que es muy difícil que Felipe salga de nuestros corazones y logremos olvidarlo.

Golpes así nos hacen reflexionar que la vida se nos puede ir en cualquier momento, por eso hay que disfrutarla al máximo, disfrutar cada momento y no detenerse en pequeñeces. Amar, reír, abrazar y querer como si fuese la última vez.



11 comentarios:

Vivi de MamásyBebés dijo...

una verdadera tragedia ! ojala puedan recuperar todos los cuerpos, para q los familiares puedan darle cristiana sepultura.

consuelo para ellos !

Zary dijo...

Como lo lamento!!! La perdida de una vida, y en este caso de muchas, siempre es un evento trágico que nos toca en lo más fondo de nuestras fibras. Un abrazo para ti y para todas las familias de los desaparecidos!!

Yo y mis mini yos dijo...

Vaya! Me entero a través tuya... Lo siento muchísimo :-(

Anónimo dijo...

Llore el viernes cuando supe la moticia, llore el Sabado cuando el ministro dijo que no habia sobrevivientes, llore todo el domingo y las 4 horas que duro el Buenos Dias a Todos ayer... Y ahora leo tus lineas y vuelvo a llorar. El es irremplazable

Carol dijo...

Ando tan desconectada que no me había enterado.
Cuando siento la pérdida de todas esas personas.
Un abrazo

Angela dijo...

Cuánto te entiendo, estos días han sido demasiado tristes, parece que no fuera verdad, es fuerte pensar que uno no lo va a ver más, si lo veía siempre!!! Y es así para ti, para mi y para muchísimas personas en el país que estamos con una pena inmensa.
Será que tenemos que aprender a valorar lo que tenemos en la vida, que cada minuto puede ser el último y ojalá seguir el ejemplo de estas 21 personas que iban a realizar una labor tan generosa.

Te agradezco esta entrada porque yo aún no escribo al respecto y sin duda este comentario me hizo dar un primer paso.
Te mando un abrazo inmenso, nos seguiremos leyendo y te mando además muchas felicitaciones por la buena nueva (no había tenido el tiempo para felicitarte).

Besos, nos leemos

Bren dijo...

Que tristeza! Consuelo para esas familias!!!

Bere dijo...

Abrazos, Pame, hay personas que sin conocer, las queremos. Me quedo con lo que dices al final: amar, reír, abrazar y querer como si fuera la última vez.

100% Mamá dijo...

Vivi: eso esperamos, que los encuentren y asi sus familias esten tranquilas.

Zary: gracias linda...

Yo y mis otros yo: una pena....

Anonimo: creo que a tdos nos a pasado igual, un abrazo.

Carol: gracias....

Angela: gracias por las felicitaciones, jejej un abrazo para ti...

Bren: ojala encuentren consuelo.

Bere: claro, eso deberiamos pensarlo y practicarlo mas seguido, un beso

Silvia dijo...

Fue algo muy triste Pamela... A mí también me conmocionó mucho la noticia

CuriosiJaz dijo...

No había leído que escribiste un post al respecto, leí tu tristeza en tu TL pero hasta ahí, no le conocía, sin embargo es triste y sólo imagino lo que fue para ti que te ha acompañado por tanto tiempo, creo que no tengo a nadie así, recuerdo que mi papá solía decir eso, que para que teníamos cable si terminábamos viendo tele abierta y entonces me acostumbre a ver sólo cable, pero tengo un noticiero de las mañanas de 6 a 9, el único que veo todos los días y al titular del programa de nombre "Carlos" le llamo así, luego le digo a mi esposo o a mi mamá o a quien sea, voy a ver a Carlos y ya saben de quien estoy hablando, creamos lazos invisibles y lejanos que terminan por volverse sentimientos. Te mando besos y tarde, pero te acompaño en tu dolor.