15 de noviembre de 2011

¿Simples peleas o algo más?


Esto es algo que no me imagine tendría que escribir, y lo hago varios días después de ocurridos los hechos, ya con la cabeza un poco más fría y serena.

El jueves pasado, al ir a buscar a mi hija al colegio, la profesora me dice que necesita hablar conmigo y me llevo a una sala contigua. Se imaginaran lo que pensé en ese par de segundos, millones de cosas, desde que ya no participaría en el show o que tenía bichitos raros en la cabeza o incluso que se había hecho pipi.

Pero no era nada de eso. Me cuenta que hace días están recibiendo quejas de un grupito de niñitas que molestan a una compañera y entre ellas estaba mi hija. Que ella con sus amigas (son 3 en total) tienen un carácter muy fuerte, por lo que peleaban y gritaban a esta niña (fulanita de aquí en adelante).

Que todos los días la tía de fulanita, se quejaba que molestaban a su sobrina, que incluso la habían sacado de las clases de ballet por lo mismo. La profesora me dice que esta situación la tiene muy preocupada, pues la mamá de esta niña trabajaba todo el día y con la única que ella podía conversar era con la tía, que estaba más preocupada aún. Pues ella, la profesora,  no había sido testigo de ninguno de los hechos relatados, que si, un par de veces la otra profesora había visto alguna discusión.

Por eso, ese día temprano en la mañana, hablaron con las cuatro involucradas, de que debían cambiar su actitud y como resultado, entre ellas se pidieron disculpas y prometido cambiar. La profesora les advirtió que de seguir con esos comportamientos, hablarían con los padres.

Y bueno, a media mañana mi hija nuevamente peleo con fulanita, según la profesora, estaban forcejeando por un juguete y mi hija le habría gritado. Por lo que la profesora le dijo que hablaría conmigo.

Y ahí estaba yo, escuchando todo esto, comprenderán que a medida que avanzaba la conversación mi cara se desfiguraba más  y más, de verdad no podía creer lo que estaba escuchando.

Le comente a la profesora que me sorprendía lo que me estaba contando, pues mi hija no era así, y menos andar pegandole al resto, claro que de vez en cuando, pelea con sus amigos del condominio por algún juguete, pero es algo normal y nunca es algo recurrente. Que no estaba dudando de lo que me decía, pero si, no dejaba de sorprenderme.

Le explique, que quizás mi hija le pego a fulanita, debe haber sido defendiéndose, pues yo, hace un tiempo (desde que tenía un par de amiguitos la tenían de casera con los golpes) le enseñe que no debía permitir que le pegaran, que si eso sucedía, se debía defender. Quizás era eso.

Le dije que no se preocupara, que ese mismo día hablaría con mi hija, pues la situación de verdad me dejaba anonadada y me preocupa de sobremanera la actitud casi matonesca. Le pedí, eso sí, que estuviera atenta a futuros problemas entre mi hija y fulanita, pues nunca los problemas son solo generados por uno. Me comprometí a que no se repitiria esa actitud.

Una vez en el auto, le pregunte a mi hija qué había sucedido, si era verdad que ella y sus amigas peleaban con fulanita, le pegaban y la molestaban. Aquí nuestra conversación:

Hija: Pero mami, solo una vez le pegue, y fue sin darme cuenta, estábamos en ballet y yo no vi sus pies, porque estaba viendo los míos, como voy a ver sus pies y no los míos!

Yo: ¿y le pediste disculpas esa vez?

Hija: No, ¿por qué? Si no le pegue con querer! Esa fue la única vez que le pegue!

Yo: Pero hija, con mayor razón uno debe pedir disculpas cuando hizo algo que no quería hacer. Uno no debe pelear ni molestar a los compañeros, eso no se hace, uno debe respetar al resto de las personas, aunque estas sean pesadas o peleadoras, uno no debe hacer lo que no nos gusta que nos hagan. O te gustaría que te molestaran tus compañeras o te pegaran?

Hija: No mamá, no me gusta que me molesten, pero es que ella siempre me quita todos los juguetes que tomo, ella siempre empieza a molestar, quiere todo lo que yo tengo y me los quita.

Yo: Bueno cuando eso suceda, tu no debes ni pegar ni gritar, vas donde la profesora y le cuentas lo que está pasando, y cuando tus amigas peleen con ella o la molestes tu no lo hagas.

Hija: bueno!

Yo: ¿Me prometes que vas a cambiar tu actitud hacia fulanita? Le vas a pedir disculpas, dar un abrazo y decir que ahora cambiaras. Como sabes si ahora la empiezas a conocer mejor y se hacen las mejores amigas.

Hija: Pero mami, si ya le pedí disculpas y le di un abrazo hoy, cuando estábamos con las profesoras, también le dije que cambiaria mi actitud. ¿Pero como vamos a ser la mejores amigas?

Luego de esto, le conté una historia sobre mi hermano, él tenía un amigo desde pequeñitos, de la misma edad. Pasaron la infancia juntos, veranos, cumpleaños, toda una vida. Hasta los 7 o 9 años lo único que hacían era pelear, se agarraban a combos, patadas, insultos, etc. Siempre terminábamos separándolos y no había evento en el que no acabaran en el suelo a golpes. Ahora son los mejores amigos, basto que crecieran y ya cerca de la edad del pavo, se hicieron grandes amigos, hasta hoy.

Le dije a mi hija, que eso podía pasar con fulanita, que podrían ser grandes amigas. ¿Como el Dadi (así le dice a mi hermano) y su amigo? me preguntó. Claro, le dije.

Debo reconocer que esta situación me dejo muy mal por un par de días, y derrame lágrimas de pena y frustración. Pues trato de criar a mis hijos con ciertos valores y enseñanzas, como el respeto, la importancia de la amistad, tolerancia, solidaridad, entre otros. Sentí que no lo estoy haciendo bien, sino muy por el contrario, lo estoy haciendo pésimo.

Me preocupa también por mi hija, ¿que le estará pasando para que se comporte así?. Todos los días le he preguntado a la profesora como han estado las cosas, sobre todo porque uno lee o ve en los noticiarios todos los días casos de bullying y no me gustaría que mi hija estuviera pasando por eso y menos aún, sea ella la que abusa del resto.

Al parecer, según lo que me cuenta la profe, todo ha estado bien entre ellas, no ha habido problemas ni conflictos. Mi hija me dice que ha cambiado su actitud, que juega con fulanita y no han peleado, incluso, que cree que serán buenas amigas. Esperemos que esto siga igual y sólo haya sido un par de peleas típicas de niños de su edad. Pero seguiré al tanto, de eso no cabe duda.

Y ustedes que piensan, han pasado por algo así, todos sus puntos de vista son importantes.

16 comentarios:

Yaneth dijo...

La verdad es que poca es la ayuda que te puedo ofrecer, pues mi hijo solo tiene 15 meses pero tienes todo mi apoyo y comprensión. Te entiendo perfectamente cuando dices sentir toda esa pena y frustración pues te estás esforzando mucho en inculcarle ciertos valores. Pero piensa que ella también tiene que errar y rectificar porque muchas veces es así como aprendemos, tenemos que comenter nuestros propios errores. Lo maravilloso de todo esto es que te tiene a ti para ayudarla a corregirse. Felicidades por tu blog. Siéntete cordialmente invitada a visitar el mío; http://yanethpoints.blogspot.com/

pao dijo...

hola! antes que nada comprendo hasta tus lagrimas...
no he pasado por algo asi, pero... mi nena de 26 meses va al jardin maternal y en el ultimo informe la maestra puso algo asi como que "peleaba con los nenes". no me hizo a parte para contarme mas detalles, ni tampoco le pregunte. porque pienso que estan en esa edad en la que todavia no comparten juegos y no tienen lenguaje (la mayoria de sus compañeros son mas chicos), entonces se manejan "dialogando" fisicamente. si, le pregunte a mi hija si alguna vez le habia pegado a algun nene. ella me dijo que habia empujado a uno por un juguete. le explique que eso no se hacia. que le podia decir "no, este juguete lo tengo yo" x ejemplo. sin necesidad de empujar... no me volvio a decir nada la maestra. y el dia de la familia estuvo con sus compañeritos jugando lo mas bien. asi que creo que ese dia, mientras escribia el informe, la maestra estaba en un mal dia. je!
pienso que quizas tu niña este bien educada como vos decis, el tema son los otros niños. seguramente debe ser como ella cuenta, que fulanita le saca las cosas... entonces le explicaria que fulanita no conoce otros medio mas amables para pedir las cosas, que seguramente lo hace para llamarle la atencion, quizas para jugar con ella. como para que entienda o sepa que no todos los nenes son respetuosos, porque no todos los padres lo son.
el otro dia me encontre explicandole a mi hija que un vecinito (3 años mayor que mi nena) que solia maltratarla, que ese nene tiene problemas con la mama... esa tarde lo vi llorandole al padre y a la mama, necesitaba atencion y nadie se la dio. me transmitio una angustia! entonces ahi entendi porque era asi con mi hija... porque ese nene no conoce otra manera de relacionarse...
UF! escribi mucho, no?

Mama mimosa dijo...

Comprendo tu preocupación y creo que entre todos, la profesora y tú, habéis sabido intervenir a tiempo para no empeorar la situación. Deseo que ese comportamiento de tu hija haya sido algo pasajero. Realmente no se me ocurre ningún consejo que pueda serte de utilidad. Creo que hablar con tu hija es el mejor remedio.

♥Voy a ser mami♥ dijo...

Yo creo que manejaste muy bien la situcion. Y la maestra aviso antes de que las cosas llegaran a otro nivel.
Mientras tu le expliques como deben ser las cosas, y de que manera debe reaccionar antes alguna situacion, estara todo bien.
Tambien es bueno que le hayas explicado que el hecho de q sus amiguitas lo hagan, ella no tiene porq q hacerlo. Porque lamentablemente los niños cuando estan con otros niños, se comportan de sierta manera (aunq ellos no sean asi en casa) solo por caer bien en el grupo.

Bren dijo...

Que dificil Pame...Pero creo que lo manejaste bien. Habla mucho con ella.
Tu hija tiene los valores que vos le enseñas, no creo que este comportamiento trascienda, es pasajero. Tranquila. Animo desde aca!!!

Carol dijo...

Uf, qué difícil.
No se cómo actuaría en esa situación. Imagino que intentaría hablar con ella, ponerle ejemplos, pedirle que me explique cómo se siente cuando sucede eso.
Seguro que pronto pasa.
Un abrazo

Elva dijo...

No tengo experiencia en estos temas porque mi piojillo tiene 17 meses pero desde mi punto de vista tanto tú como la maestra han llevado muy bien la situación. Sabiendo tomar el problema a tiempo.
Un abrazo

Claudia Canifru dijo...

No te puedo ayudar porque la chanchi tiene 2 años 3 meses nomás, y recién está en el jardín. Lo que sí quiero decirte es que está bien que te preocupes (creo que reaccionaría igual que tú), pero sí tú y tu marido actúan bien en la vida (estoy 100% segura que así es), de seguro tu hija seguirá sus ejemplos.
Tranqui, acuérdate que el embarazo nos pone mega sensibles.
Ojalá te ayuden las otras mamás :)

100% Mamá dijo...

Gracias a todas por sus comentarios, cada uno de los comentarios me ha servido. Pense que habia exagerado un poco, pero veo que actue bien. Ahora a seguir observando. Hoy nuevamente le pregunte a mi hija que tal le iba con su compañera y me responde: "mamá ya se me habia olvidado que habiamos peleado!!" plop! jajajaj

Un beso a todas!!

Zary dijo...

Comprendo como te sientes. Pero creo que lo importante es detectar el comportamiento a tiempo para poder guiar de la manera correcta a nuestros hijos. Todo esto nada tiene que ver con que seas una mala madre o lo estés haciendo mal. Simplemente todos somos seres humanos y nos equivocamos. Lo bueno de eso es que en las equivocaciones radica una inmensa oportunidad para aprender genuinamente, de corazón. Se que el comportamiento de tu hija seguro va a mejorar y estos episodios no volverán a suceder. Abrazos!!!

Sol dijo...

Ay Pame!!! es tan dificil ser mamá, imaginate mi hijo mayor tiene 3 años y siempre me llegan comunicaciones y retos de parte de la Tia del jardín que se porta mal o pelea con sus amiguitos, si es asi ahora´como sera más adelante, yo pienso lo mismo que tu, que estoy haciendo mal. Que te digan algo de tu hijo te afecta demasiado y te hace cuestionar del como lo estas haciendo :(

Silvia dijo...

¡¡Ánimo Pamela!! Por esa fase pasan todos los niños, estoy segura. Lo importante es que tú te involucres, como lo estás haciendo, y le hagas entender a tu hija que no es correcto. Todos los niños tienen comportamientos que no son correctos en algún momento pero para eso estamos los padres. ¡Lo estas haciendo muy bien!

Bere dijo...

Creo que tu hija aun es pequeña para hacer estas cosas con mala intención. Tu reacción fue muy buena, hablaste con ella y a ella le quedó claro cuáles son los valores y el comportamiento que esperas de ella. Además que el hecho de que no haya más quejas de la maestra es buena señal.

Aunque aca entre nos, yo me hubiera sentido igual... uno debe estar al pendiente de los chamaquillos, conocerlos, saber cuáles son sus inquietudes, sus miedos... así como tú :D

Abrazos

OR² dijo...

Excelente que lo estás haciendo mujer! no te atormentes pensando que lo haces mal, por el contrario, ese diálogo con tu hija demuestra la confianza que te tiene y lo madura que tú misma eres.
Mi caso ya lo conoces, tú misma me regalaste algún comentario, ahora las cosas han cambiado, dejaron de molestarla, ella se defiende un poco más.
Esperemos que el caso de tu hija, sólo haya sido un desaguisado, ella aprendió y fulanita también.
P.D. ¿Cuál es la edad del pavo? O.o

100% Mamá dijo...

Zary: Gracias por tus palabras!, siempre tan linda...

Sol: Uf, es bien dificil! imposible no sentir frustacion... un beso y suerte por allá con tus cachorritos, jeje

Silvia: gracias linda, a lo mejor mi hija esta pasando por esa etapa....

Bere: ay amiga mía, siempre encuentras las palabras certeras para tranquilizarme, y si, el que no haya mas conflictos hasta ahora es buen indicio... un abrazo

OR2: GRacias, que bueno que las cosas han cambiado con tu hija, y claro que me acuerdo perfectamente de ese caso... ah, la edad del pavo, es cuando estan entrando en la pubertad, entre los 12 y 15 años, se le llama asi, pues andan como tontos los hombres, jajajaj besos

Faith Sunflower dijo...

Disculpa por no haberte comentado antes.
Me parece bien la forma en que abordaste el tema. Es muy importante mantener comunicación con nuestros hijos, a cualquier edad. Que ellos sepan que pueden confiar en nosotras para cualquier duda o problema.
Para muchos niños pelearse no es nada del otro mundo, a los pocos minutos, o al día siguiente están como si nada, ya ves que tu hija te dijo q ni se acordaba q habían peleado.... Pero si es importante hablarlo. Esta bien que expresen sus emociones, incluso si están enfadados o molestos, pero tienen que aprender a no invadir demasiado el espacio del otro, aunque ese otro haya comenzado la pelea, o le haya hecho daño. Golpe con golpe no cura nada. Tenemos que enseñarles a ser asertivos, esa es lapalabra!
Espero nos cuentes como marchan las cosas.