3 de noviembre de 2010

La Bicicleta

Este año, para el cumpleaños de mi hija, mi hermana le regalo una bicicleta. Ni les explico la felicidad de su rostro al ver su regalo. Durante el transcurso del año, ya varias veces nos había dicho, que queria una bicicleta. Y con mi marido ya habíamos conversado, que sería su regalo de Navidad.

La verdad, es que tampoco nos preocupaba mucho el que tuviera una bicicleta, pues recién hace un par de meses aprendió a pedalear en el triciclo. Así que suponíamos que al regalarle la bicicleta, tendríamos que comprar un cordel para tirarla o amarrarla detrás de nuestras bicis.

Cual fue nuestra sorpresa, que inmediatamente se monto en ella, aunque al principio con un poco de temor, y empezó a pedalear. El fin de semana siguiente nos llevamos las bicis a casa de mis viejos, así podíamos pasar unas lindas tardes en familia pedaleando.

Y así fue, mi chanchita no necesito el cordel, pues pedaleaba sin siquiera decir: "estoy cansada". La verdad es que estábamos mas cansados mi marido y yo. Se levantaba queriendo salir a la calle en su bici, la unica que se salvo de no montarse en una bici fue mi mamá, porque mis hermanos y hasta mi papá tuvieron que agarrar las suyas para acompañarla en sus paseos.

El que la pasó muy bien tambien fue mi hijo, pues vivio su primera experiencia en la sillita de la bici del papá, y soporto estoico la velocidad y los movimientos bruscos que hacia mi marido en su bici. Obsesivo, al igual que su hermana, no había como bajarlo luego de la silla.

Gracias al regalo de la Caco, como le dicen mis hijos, hemos disfrutado de unas lindas tardes en familia al aire libre y haciendo algo de deporte, que pucha que nos hacia falta.

Claro, ahora solo tenemos que pensar en el regalo de Navidad, pues la única idea que teniamos, ya no nos sirve, jeje.

5 comentarios:

M@rt@ dijo...

estos niños tiene mas energia que nosotros,aveces nos sorprenden de lo rapido que aprenden

Claudia Canifru dijo...

Mish, que guena por ella, bien valiente. Y guen ejemplo para tu hijo.

Mamá Blue! dijo...

q lindo regalo! y si, los niños tienen energia de sobra! me alegra q lo hayan disfrutado tanto, hasta el mas peque de casa

besos

Berenice Garcia dijo...

Y pensar que no sé andar en bicicleta... es una de las cosas que debo aprender antes que mi hijo (o tal vez al mismo tiempo también sea divertido, jajaja). Qué linda tu familia =D

CuriosiJaz dijo...

Que lindos los niños, cuanta energía y alegría traen a nuestra vida. Te leo y pienso en que ya quiero pasear con mi hijo, pero luego quiero que siga siendo un Bebé, que lindo verlos crecer y que complicado.