9 de septiembre de 2019

El apresurado parto de mi hijo (Republicación)

Mi mediano, Luciano, cumple 10 añitos y en su conmemoración decidí republicar el post de su parto, escrito hace 9 años atrás... se que tengo el blog más que botado, pero no olvidado, gracias a todas y todos los que aún pasan por aquí.

Hoy mi hijo cumple 1 año, así que quiero relatar cómo fue su llegada. El 15 de septiembre cumplía la semana 40, pero yo quería que naciera luego, ya estaba cansada y ansiaba tenerlo luego en mis brazos, además no quería por ningún motivo que naciera el 11 de septiembre. Justo el martes 8 de septiembre tuvimos en la tarde la ultima ecografía con mi doctor y le pregunte mil veces si estaba listo, que me dejara ese día internada, jajaja, el doc me dijo que estaba bien acomodado pero aún no era el momento, pero que lo más seguro es que no pasaba del fin de semana.


Ese día decidimos que yo no manejara más el auto y que mi marido iría a dejar a mi hija al jardín en las mañanas desde el miércoles, que gran acierto fue esa decisión. Porque el miércoles como a las 9:30, mientras me duchaba sentí la primera contracción, claro las primeras fueron sin dolor, pero después de 1 hora empezaron más fuertes y más dolorosas, la verdad no entendía porque me dolían tanto, con mi hija aguante como 6 horas de dolor en mi casa antes de partir a la clínica y llegar con 2 de dilatación. Como a las 10:30 hable con mi amiga Susi, que es matrona, y me dijo que se iría a mi casa a acompañarme, a las 11:00 llame a mi matrona y le dije que me dolían demasiado, que no tenia tolerancia al dolor y que las contracciones las tenia cada 5 minutos, así que me dijo que en una hora nos juntáramos en la clínica.

Cuando llego la Susi como las 11:30, yo ya gritaba y pataleaba del dolor, mi nana estaba tan asustada pues pensaba que tendría a mi hijo en la casa, jajaja, aun recuerdo su cara de susto al verme sufrir tanto. Yo ya había llamado a mi marido para que me llevara a la clínica, así que estábamos esperándolo. Que terrible, yo sabía que eran muy dolorosas, pues así fue con mi hija, pero ahora eran mil veces peor, en eso me dieron ganas de ir al baño con sensación de pujo, la Su me dice: tienes ganas de pujar? y yo le digo histéricamente: NO SEEEE!! Voy al baño y sorpresa: empecé a sangrar!!, en ese momento pensé: este niño va a nacer aquí, en mi casa!!. La Su agarra mi bolso y cartera y me dice: Nos vamos a la Clínica, que Germán llegue allá!, por suerte vivo a 5 minutos de la clínica.

Salimos a buscar un taxi, yo apenas caminaba del dolor, pero trataba de caminar digna y rápidamente... nos subimos al taxi, y le dijimos que se fuera rápido, el pobre taxista se dio cuenta de todo, he iba mas asustado que yo, pues yo en ese momento ya iba gritando agarrada del pasamanos y diciendo que no aguantaba más, que me dolían mucho, el taxista no se demoro ni 2 minutos en llegar a la clínica, paso los semáforos en rojo, tocando la bocina.

Cuando llegamos eran cerca de las 12:20 del día y fue igual que las películas, cuando llegan las embarazadas gritando, todo es un caos, corren a atenderte. La Su gritaba que venía con dilatación completa, gritaba el nombre de mi médico y el de la matrona, llego la matrona y no lo creía, que llegue dilatada completa, por eso me dolían tanto. Creo que la peor parte fue sentir que perdí toda mi dignidad cuando me entran a una sala y como 3 enfermeras me sacan la ropa, llega el anestesista, que lo único que hacía era retarme, porque no me ponía de lado para aplicarme la epidural, como me iba a poner de lado si apenas me movía del dolor!, para colmo ahí estaba yo llorando y gritando que nunca más quería tener hijos, que no aguantaba el dolor, que donde estaba mi doctor!, porque en ese momento lo que más me importaba, no era que llegara mi marido, sino que llegara mi doctor! 

Mas encima me tenían desnuda en una camilla, rodeada de 4 personas, una tomaba mis datos, otra tomaba la presión, me pinchaban el brazo y el anestesista me retaba, y para peor me dejaron los calcetines puestos (eran hasta la rodilla y listados, jajaja), yo siempre digna les gritaba que me los sacaran, que como me los dejaban puestos, la matrona no quiso sacarlos que así estaba calientitos mis pies, puf, a mi me importaba más el verme totalmente ridícula con los calcetines a la rodilla, jajaja

Al fin lograron ponerme la epidural, llego mi marido y adivinen que fue lo primero que le digo? que me saque los calcetines!! También llego mi doctor, tan amoroso él, me tomo la mano y me dijo que ya sentiría menos dolor, que se iba a preparar junto a mi marido para pasar al pabellón y sacar a mi guatón.

Ya en el pabellón, yo estaba más tranquila pues ya no tenia dolor, me preparan y el doctor me dice: No Pujes!, No Pujes!, No Pujes!, jaja como si sintiera algo!, jajaja. Luego me dice: LISTO! y me ponen a mi hijo en mi pecho, tan bello y hermoso (uno siempre al verlos por primera vez los ve hermosos, luego cuando los miras detalladamente, no es tan asi), nació a las 12:51 del 9 de septiembre.

Cuando se fue mi marido con él, a la sala de neonatología, el doctor me dice que soy la paciente perfecta, que tenía tan buenas contracciones que salió solo, sin necesidad de pujar, pero que para cuando quiera tener el tercer hijo, a la primera contracción me vaya a la clínica, porque seguro que el próximo nace con esa primera contracción... jajaja, como si en ese momento y después de sufrir tanto pensara tener otro hijo....

Y así fue el rápido el nacimiento de mi hijo, aunque sufrí bastante, fue el momento más hermoso el tenerlo en mis brazos por primera vez, ese primer contacto siempre es mágico, único e irrepetible, y hace que olvides todo lo que pasaste. Ese es el momento en que uno se enamora de sus hijos y sabes que darías hasta la vida por ellos. 

Feliz Cumpleaños Hijo!! Te amo....

PD: Mil Gracias a mi marido, que siempre tiene la palabra precisa y el amor suficiente para calmarme en los momentos dificiles, Te amo demasiado. Y a mi amiga Su, que soporto mis gritos y lo histérica que estaba, te quiero mucho!

No hay comentarios: